Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EL AUMENTO DE COSTES DE MATERIALES ECHA PARA ATRÁS A LAS MERCANTILES

Desiertos los dos concursos para la mejora de áreas empresariales en Vila-real

Ambas propuestas suman en torno a 450.000 € de inversión y están subvencionadas por el Ivace

La modernización de este tramo del polígono empresarial de la carretera de Onda era uno de los proyectos a acometer y que ahora ha quedado desierto. JOSEP CARDA

Y volvió a ocurrir. Otras dos licitaciones de proyectos de obras, esta vez los subvencionados por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace), han quedado desiertas, siguiendo la estela dejada por los concursos públicos convocados por el Ayuntamiento de Vila-real para acometer los proyectos de creación de una estación de autobuses --intercambiador de comunicaciones-- frente a la terminal de Renfe y la rehabilitación de la alquería ubicada en el jardín Botànic Calduch.

De esta forma, una vez cerrado el plazo, hasta el consistorio no ha llegado ninguna propuesta de mercantiles dedicadas a la obra pública para acometer una nueva fase de la mejora del denominado clúster agroalimentario, en el entorno de la estación de tren; así como también de un nuevo tramo del polígono industrial de la carretera de Onda, entre el casco urbano y el puente de la autopista.

Montante económico

Unos proyectos que, en total, suman 450.000 euros, financiados en su práctica totalidad por el Ivace, y cuyo objetivo no es otro que continuar con la modernización de espacios empresariales que ya se viene realizando desde hace unos años con la ayuda económica de la Generalitat.

A partir de ahora, la incógnita a descifrar es si el Ivace tomará cartas en el asunto para implementar su aportación a los proyectos que queden desiertos ante el nulo interés de las empresas por optar a ejecutarlos, como consecuencia del fuerte incremento del coste de materiales derivado de las crisis del covid y de la originada por la guerra en Ucrania.

Al respecto, el concejal de Territorio en el Ayuntamiento de Vila-real, Emilio Obiol, pide a los responsables autonómicos «sensibilidad» ante esta problemática, por cuanto una de las condiciones para optar a la subvención es que los trabajos estuvieran finalizados antes del 31 de diciembre.

Situación complicada

Obiol reconoce que «la situación es complicada», aunque confía en que desde el Ivace «muevan ficha», para adecuar la inversión al aumento de los costes y facilitar los procedimientos para hacer atractivos estos proyectos para que no vuelvan a quedarse desiertos.

De hecho, fuentes consultadas por Mediterráneo señalan que, para favorecer la presentación de propuestas a proyectos como los que ahora se han quedado sin pretendientes en Vila-real, sería necesario recalcular los precios de los materiales y la mano de obra para aumentar la inversión entre el 30% y el 40%, lo que favorecería que las mercantiles apostaran por presentarse a las licitaciones, aun a pesar de la inestabilidad que genera el conflicto en Ucrania.

Con todo, la mayor dificultad estribaría ahora en cumplir los plazos dados por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial para completar las obras. Y es que, como apunta el concejal vila-realense de Territorio, el procedimiento para volver a licitar ambos proyectos requeriría recalcular los costes, rectificar la documentación, buscar los fondos para acometer los trabajos y, finalmente, licitarlos de nuevo. Unos trámites que, como mínimo, se prolongarían por no menos de seis meses más. 

Compartir el artículo

stats