Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EL CONSISTORIO DEFIENDE CONSTRUIR UN INMUEBLE DE HASTA SIETE PLANTAS JUNTO AL PALAU DE JUSTÍCIA

Vila-real apuesta por un edificio único para la Escuela de Idiomas y Educación de Adultos

El alcalde Benlloch considera como «óptimo» el solar de 750 metros cuadrados que el consistorio ofrecerá a la Generalitat

Por el momento, la sede de la EPA seguirá ocupando la primera planta de la biblioteca de Solades el próximo curso. ANDREU ESTEBAN

No solo para ubicar de forma definitivamente la sede comarcal de la Escuela Oficial de Idiomas (EOI) de la Plana Baixa, con sede en Vila-real, sino también para dotar de un espacio adecuado a la Escuela de Personas Adultas (EPA) de la ciudad. Esta es la propuesta que avanzaron ayer a Mediterráneo fuentes del consistorio, relacionada con la iniciativa en la que trabaja el ejecutivo local que lidera el alcalde, José Benlloch, para ceder a la Conselleria de Educación un solar de 750 m² sobre el que levantar una infraestructura que, en sus algo más de 5.000 m² que se podrían construir distribuidos en siete plantas, diera cobertura suficiente a la EOI y la EPA, dos servicios formativos que dependen de la Generalitat.

Una idea que, como apuntan desde el Ayuntamiento, se trasladará a los responsables autonómicos y que tiene como objetivo «optimizar» unas futuras instalaciones que, de acometerse finalmente en el solar ubicado junto al Palau de Justícia, supondrán una importante inversión económica.

Parcela con capacidad suficiente

En este sentido, y a preguntas de este rotativo, el alcalde Benlloch considera que la parcela en cuestión «tiene una capacidad suficiente para construir una infraestructura para emplazar en ella los dos servicios educativos».

En concreto, desde el consistorio vila-realense interpretan que, atendiendo al decreto que establece las condiciones mínimas con que deben contar los espacios destinados a la Educación de Personas Adultas, se requerirían en torno a 350 m² para habilitar no menos de cuatro aulas, un laboratorio, una sala de informática y una biblioteca --todas ellas de 40 m²--, además de lavabos, despachos y un espacio para Secretaría.

En el acceso sur

Y es que el ejecutivo que lidera Benlloch pretende sacar el máximo partido posible a un solar que adquirió en el 2019 para compensar la parte de estacionamiento que se suprimirá con la construcción de la futura comisaría para la Policía Nacional en el párking ubicado frente a Carrefour, en el acceso sur a la ciudad. Un solar en que se ha trabajado en los últimos meses desde el departamento de Territorio para poder darle un uso educativo.

Una vez completada la compleja tramitación, el Ayuntamiento ya está en condiciones de ofrecer a la Conselleria de Educación la cesión de el suelo necesario para levantar el inmueble educativo.

Presente y futuro

La concejala de Educación en el Ayuntamiento de Vila-real, Aida Beteta, confirmó ayer a Mediterráneo que el próximo mes de septiembre arrancará el nuevo curso de Educación de Personas Adultas (EPA) y lo hará en el mismo lugar de los últimos años, es decir, en la primera planta del edificio que hasta hace unas semanas albergaba, en su parte inferior, la biblioteca de Solades hasta el traslado de sus fondos a la Biblioteca Universitària del Coneixement (BUC).

Un espacio educativo que, como explicó Beteta, se mantendrá hasta que la Conselleria de Sanitat requiera el inmueble para construir el nuevo centro de salud de Torrehermosa, que dará servicio de manera especial a los residentes en la zona centro y en el barrio Cervantes.

El pasado curso fueron 323 los alumnos de Vila-real que se matricularon en la EPA.

Compartir el artículo

stats