Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Villarreal CF

Conoce al 'indispensable' en el ascenso del Villarreal B: Alberto del Moral

El futbolista villacañero se ha convertido en el futbolista con más minutos y más partidos disputados esta temporada

Alberto del Moral durante un entrenamiento esta temporada con el filial amarillo, en el campo 9 de Miralcamp Juan F. Roca

Alberto del Moral Saelices (Villacañas, 20 de julio de 2000) llegó sin apenas hacer ruido al Villarreal B el pasado verano. Venía de tener sus minutos en el histórico Córdoba en Segunda B. Un chico modesto y poco hablador, al menos fuera de los terrenos de juego. Sobre el césped habla y se explica muy bien. Posiblemente estaría entre los tres o cuatro primeros en una hipotética clasificación de la regularidad del filial en la temporada 2021/22.

Sobre el césped de Balaídos se quitó esa careta de chaval cometido y celebró por todo lo alto el ascenso del Villarreal B a LaLiga SmartBank. Humilde, pero a la vez ambicioso. Es cierto que vio cumplido su sueño de llegar al fútbol profesional, pero no se conforma con lo logrado el pasado día 11. «El sueño se hizo realidad, pero me considero una persona muy ambiciosa y no creo en otra cosa que no sea el trabajo y la lucha», destacó. «Está bien esto de ascender a Segunda, pero yo quiero más. Y seguiré trabajando a tope para poder llegar al máximo nivel», sentenció.

Trabajo encomiable

Ha sido el futbolista que ha dotado de equilibrio al centro del campo. Corta muchos avances del rival, cubre las espaldas de sus compañeros en el centro del campo cuando estos suben al ataque. Es un jugador, en líneas generales, muy completo. Ha sido el que más minutos ha jugado (3.321) y el que más partidos ha disputado (39). El mediocentro villacañero aún tiene dos años más de contrato en la entidad vila-realense, en la que reconoce que ha madurado como futbolista en poco tiempo. «He aprendido mucho y al equipo le he dado ese punto de equilibrio y también de madurez que en muchos momentos necesitaba este equipo», aseguró. Además, reconoció que lo conseguido esta temporada que está a punto de finalizar «ha sido mérito de todos, de futbolistas, cuerpo técnico y de un club al que estoy muy agradecido por su trato, y donde me encuentro súper feliz».

Alberto del Moral, gran futbolista y mejor persona, calificó que «gran alegría y satisfacción» el haber logrado un ascenso tan importante para el Villarreal, y agradeció al club «la confianza que depositaron en su día en mí, esa gente que apostó en un chaval que estaba jugando en el Córdoba y, en especial, al cuerpo técnico que tanto ha confiado en mi persona, en dejarme aportar tanto al equipo».

Crecimiento y madurez

En su último año en el Córdoba, Alberto del Moral pasó de ser un niño a ser un hombre, y en el Villarreal ha madurado en todos los sentidos, gracias a todo lo que este club le ofrece a un chaval que está en el momento crucial de su carrera: demostrar si está preparado para sumir grandes retos o no. Y en su primer año ha demostrado que sí: 3.321 minutos, 39 partidos, un gol, una asistencia y ocho amarillas.

Compartir el artículo

stats