Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VILLARREAL B

La crónica | El Villarreal B acaba con 10 y el Eibar aprovecha la superioridad (2-2)

El VAR invalidó el 3-1 antes del descanso; la expulsión de Sergio Lozano complicó la recta final

Fer Niño controla el balón ante la presencia del jugador del Eibar.

Mucho daño le hizo al Villarreal B la expulsión de Sergio Lozano, su futbolista omnipresente en todo el campo, allá por el minuto 73. El Eibar, hizo un cambio, y empezó a apretar y a apretar al filial. En el sexto saque de esquina el último fichaje de la escuadra vasca cabeceó el balón al fondo de las mallas. El premio quedó reducido de tres a un punto.

Miguel Álvarez apostó por presentar un once casi calcado al que cinco días ganó en El Sardinero. La única novedad estuvo en el carril diestro con la presencia del ruso Nikita Iosifov que ocupó la vacante que dejó el parisino Haissem Hassan, que quedó relegado al banquillo.

No fue un buen inicio de partido porque el filial amarillo estuvo demasiados minutos detrás del balón. El conjunto armero de Gaizka Garitano no es que dominara abrumadoramente, sí que llevó la iniciativa en el partido ante un equipo vila-realense muy negado en las entregas.

El Eibar, un equipo con buenas hechuras y pinta de ser candidato al ascenso por segundo año consecutivo, avisó con un gol anulado en el minuto 8 y en el 14 el tanto del vallisoletano Quique González sí que valió. Remató un centro de Javi Muñoz desde la derecha.

Final de infarto

Lejos de quedarse noqueado, el Villarreal B se recuperó inmediatamente y volvió a estirar sus líneas en busca de la igualada, en una recta final no apto para cardíacos. Diego Collado lanzó por primera vez a portería (min. 19) por encima del larguero. Y en el 37 llegó la igualada con un magistral lanzamiento de falta directa de Sergio Lozano

Con el 1-1 el partido se equilibró. Aún hubo más. Con dos minutos sobre el tiempo oficial llegó el 2-1 tras un remate de Pablo Íñiguez analizado por el VAR. Y en el sexto minuto marcó otra vez Sergio Lozano, pero en esta ocasión el monitor invalidó el tanto. 

El segundo acto arrancó sin cambios en las filas del filial. El conjunto armero volvió a tener más el balón. A los ocho minutos en recién salido Bautista obligó al joven meta Filip Jorgensen a tener que rechazar un balón con marchamo de gol.

La réplica la pusieron tanto Nikita como Collado, en el minuto 60, con una doble ocasión abortada por el portero y por la defensa del Éibar. Poco después hasta Carlo Adriano pudo anotar el tercer gol. Mientras las fuerzas aguantaron, el 3-1 planeó varias veces. El problema fue que en el minuto 73 Sergio Lozano vio la segunda amarilla y dejó a su equipo con diez.

Más emoción

El partido estaba roto. El Éibar se cansó de sacar córners y en sexto, el debutante Blanco Leschuk cabeceó al fondo de las mallas y aguó el vino. El buen trabajo del filial amarillo quedó reducido a un punto.

El próximo compromiso del Villarreal B será el lunes, día 29, contra el Granada en Los Cármenes, a partir de las 20.00 horas.

Compartir el artículo

stats