+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

economía provincial

La deuda de empresas y familias castellonenses cae al nivel de 2004

Mayor prudencia y menos recursos compensan el repunte en la concesión de los préstamos. Los créditos por pagar a la banca suman ahora 13.452 millones, apenas 23.223 € por habitante

 

Las familias han reducido su endeudamiento de forma sustancial en los últimos años, una tendencia que sigue, pese a que se dan más créditos. - MEDITERRÁNEO

MARIBEL AMORIZA
08/12/2017

La deuda de las empresas y familias castellonenses con las entidades financieras continúa profundizando su caída y se sitúa ya en niveles muy anteriores al inicio de la crisis económica, al equipararse a los registrados en el ejercicio del 2004, según los últimos datos que ha hecho públicos el Banco de España (BdE).

Una mayor prudencia y la limitación de los recursos disponibles por parte del sector privado son dos de las razones que hacen que la tendencia no se detenga.

Las estadísticas del BdE correspondientes al cierre del primer semestre de este año, últimas disponibles, revelan que el saldo vivo de los créditos solicitados por empresas o particulares en la provincia de Castellón asciende a 13.452 millones de euros, 470 menos (-3,4%), que los 13.922 millones a los que ascendía la deuda con la banca en junio del 2016.

Se trata de la cifra más baja desde que en el 2004 se registraran 13.225 millones de euros en créditos en este territorio.

811 € menos por persona // En todo caso, implica una deuda financiera por habitante de 23.223 euros, 811 euros menos que los 24.034 de doce meses antes. En lo que se refiere a la evolución los datos en lo que llevamos de año, el descenso se ha instalado en 2017 en un ritmo medio mensual de 43 millones, es decir, 258 entre enero y junio.

El economista castellonense Enrique Domínguez explica que en el ámbito familiar «si se tiene que hacer alguna inversión o algún gasto, se piensan las cosas mucho más antes de ir al banco para endeudarse», detalla.

Añade que, si bien la actividad económica va al alza en estos momentos, y el volumen del crédito «debería aumentar», la mejoría no se ha trasladado en igual medida a los hogares, ya que «los salarios son bajos y hay personas que tienen empleo, pero son pobres, y menos posibilidades de que se les concedan préstamos».

Por otra parte y en lo que se refiere a las empresas castello-

nenses, el economista apunta que «controlan mucho los balances, especialmente después de los años de crisis». Confirma que, «seguro que una empresa que vaya al banco a solicitar financiación con un buen proyecto en sus manos, la conseguirá», pero indica que, las condiciones no son iguales para todos y, en cualquier caso, «intentan endeudarse lo menos posible y funcionar con sus propios recursos económicos».

el contexto // La evolución a la baja de los créditos es una constante no solo en Castellón, sino en el conjunto de España, territorio del que el Banco de España acaba de proporcionar datos generales de octubre, mes en el que la deuda de las familias bajó un 0,31%, situándose en los 704.797 millones de euros.