+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 

Cerámica de Castellón

 

«La cerámica está de moda y tenemos que aprovecharlo» Isidro Zarzoso

Innovar e investigar es fundamental en este sector, de ahí la importancia de entidades como el ITC»

 

Análisis del sector. El presidente de Ascer, Isidro Zarzoso, destaca el crecimiento de la demanda interna. -

25/09/2017

El azulejo español llega a Cersaie con un incremento medio este año que rondará en torno al 4 y 4,5% en cuanto a facturación. Este porcentaje representa un comportamiento similar al experimentado en el anterior ejercicio, en un periodo en el que ha cobrado una mayor relevancia el mercado español, un sector en moderada recuperación con incrementos que llegan ya a superar el 15%. Estos últimos números, pese a suponer un logro en sí mismos, aún están muy lejos de los registros que se dieron antes de la crisis. El presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos --Ascer--, Isidro Zarzoso, recuerda que los productros de Castellón están presente en 191 países, por lo que «poco pueden crecer» ya geográficamente. Ahora el reto es reforzar «nuestra presencia allí donde estamos», además de ampliar y buscar nuevos espacios de oportunidad para el sector especialmente en el ámbito del hábitat.

-Llega una nueva edición de Cersaie, ¿con qué cifras llega el sector a esta cita?

--A falta de concretar números, sí podemos avanzar que el azulejo español llega a Cersaie con incrementos semejantes a los que se dieron en la pasada edición. Es cierto que la tendencia en el mercado nacional sigue fortaleciéndose, pero está aún muy lejos de los registros que se daban en 2007, año que representó el techo en cuanto a actividad. Basta decir que el mercado interno está hoy a apenas el 40% de lo que representó ese año que tomamos ahora como referencia.

-¿Qué comportamiento está teniendo el mercado exterior?

--Es sabido que el mercado magrebí, especialmente Argelia, no está en su mejor momento, pero hay otros que están compensando con creces esta situación. Un ejemplo de ello lo tenemos en Estados Unidos o mercados tradicionales como el europeo, encabezados por Francia, donde estamos demostrando gran fortaleza. En este sentido, Alemania representa un gran espacio de oportunidad que tenemos de cara, aunque tenemos el hándicap de la lengua, una cuestión que debemos superar. Europa está fuerte pese al brexit y Rusia ofrece síntomas de recuperación con incrementos del 9%.

-¿Qué avances hay en torno a las medidas antidumping que baraja imponer Europa frente a los productos chinos?

--Confiamos que se aprueben a finales de este año. Es algo que afecta a todo el sector en Europa. Para dimensionar el problema, basta pensar que por cada metro que se produce aquí, China produce 17, de ahí la importancia de un problema que ya ha llevado a los vecinos del gigante asiático a poner remedio con limitaciones en la importación.

-¿Cómo vienen evolucionando los precios de ‘Tile of Spain’ en los mercados internacionales?

--El balance es realmente satisfactorio. El buen precio alcanzado en el entorno europeo ha hecho que se corrijan otros desequilibrios, como es el que se ha dado en el continente africano. El precio medio comienza a mejorar.

-El escenario italiano es un buen termómetro para calibrar la calidad de los productos nacionales. ¿Hay avances en este aspecto?.

--Es sabido que los productos italianos se han centrado en aspectos estéticos y formales que les incrementa el precio final, pero nuestros productos, aunque más masivos, disponen ya de la sofisticación suficiente para competir en las mejores condiciones.

-¿Cuáles son las prioridades?.

--Sin duda, fomentar la innovación, invertir en entidades que nos ayudan a ello, como el Instituto de Técnica Cerámica (ITC), que es muy necesario apoyar, así como es el certamen Qualicer, único en el mundo en la apuesta por la calidad en el sector.

-¿Y preferencias en Cersaie?.

--Indudablemente hay que apostar por crear nuevos espacios para la cerámica y los pavimentos, en particular. Hay que ampliar los escenarios y, además de los baños y las cocinas, llegar a otros ámbitos que tienen que ver con los entornos profesionales, el comercio, el hábitat en su conjunto, el urbanismo y la arquitectura. Siempre a través de propuestas innovadores que nos abran las puertas a otras propuestas, como así ya se viene trabajando desde algunas empresas. La cerámica está de moda y tenemos que aprovecharnos de este tirón.

-¿Qué nos espera en Bolonia?.

--Se trata de una feria internacional que, junto a Cevisama en Feria Valencia, nos tiene acostumbrados a grandes sorpresas. La industria 4.0, sin duda, será parte de este futuro, la prensa continua y todo lo que conllevan estos nuevos formatos. Al final, es lo que se va a imponer en un sector tan sensible a los cambios tecnológicos como es este y seguro que sabremos estar a la altura.

Especial Cersaie 2017

Pulsa aquí