+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 

Fórmula 1

 

Hamilton logra la 'pole' en Malasia con nueva ayuda de Ferrari

Una avería en el coche de Vettel, rival del británico en la lucha por el título, y un error de Raikkonen facilitan las cosas al campeón inglés

 

Lewis Hamilton saluda a sus seguidores tras lograr la pole en Malasia. - DIEGO AZUBEL

MIGUEL MARTÍNEZ
30/09/2017

Los pronósticos meteorológicos anuncian lluvia para la carrera de mañana. Y a ellos se agarra Sebastian Vettel para intentar la remontada desde la última posición tras una avería en el motor durante la clasificación. Le separarán 18 coches de su gran rival al título Lewis Hamilton, autor de la pole número 70 de su carrera, la quinta en este trazado de Sepang que se despide del calendario del Mundial de F-1.  Fernando Alonso coló su McLaren-Honda en la Q-3, mientras que Carlos Sainz solo puso llevar al Toro Rosso la decimocuarta posición.

Pintaba mal, fatal, para Mercedes. “Ha sido un viernes horrible”, reconocía su jefe Toto Wolff. Los Ferrari habían sido casi un segundo más rápidos, mientras la fechas de plata se pedían en reglajes erróneos. El Mercedes mejoró al día siguiente, pero los coches de Maranello fueron igualmente más rápidos en la tercera sesión de libres, justo cuando el motor de Sebastian Vettel mostró problemas. Su equipo logró sustituir el propulsor en dos horas, un tiempo récord. Vettel puso salir en el último instante a la clasificación, pero de nuevo detectó problemas en el turbo. “No es una situación ideal, pero el coche es muy rápido, y aunque salgo último, puedo remontar muchas posiciones”, dijo el alemán pensando en las dos larguísimas rectas de Sepang.

La avería de Vettel alegró el día a Hamilton, que ya contaba con un mal fin de semana en el que perder puntos frente a su gran rival al título.  “No sabíamos cómo iba a salir, no sabíamos que iba a pasar en la clasificación, pero los ingenieros han hecho un gran trabajo y el coche  mejoró respecto al viernes”, explicó el inglés, líder del mundial. La otra alegría del día se la dio Kimi Raikkonen al cometer un error en la última curva de la vuelta que entregó la pole en bandeja al piloto de Mercedes que, sin embargo, sabe, que sigue sin tener el coche más rápido. “Será una carrera muy dura frente a Kimi y los Red Bull”, avanza. “Cuando estás tan cerca de la pole es una decepción no conseguirlo. No fue una vuelta perfecta” —reconoció Raikkonen— “pero el coche va muy bien. Salgo en la primera línea y podemos hacer algo bueno”.

Justo por detrás de Hamilton y Raikkonen arrancarán los dos Red Bull, 15 días después de que el choque triple entre los dos Ferrari y Max Verstappen dejara camino libre para la victoria de Hamilton. “Si hay un sandwich espero que yo no esté en el medio como en Singapur”, dijo con humor Verstappen el día de su 20 cumpleaños.  “Es una gran clasificación para nosotros, es una gran celebración para mi cumpleaños”.

El accidente entre los Ferrari y el Red Bull en Singapur se llevó por delante también a Fernando Alonso cuando era tercero en la que era su única oportunidad en tres años para hacer un podio. La lluvia era su mejor aliado entonces y podría volver a serlo dos semanas después en Malasia.  “Entramos por los pelos en la Q-2 y la Q-3. Mañana tendremos que defendernos de los que vienes detrás, y la lluvia puede ser nuestro mejor aliado. El ritmo de carrera es peor que Renault, Hass o Williams, y será complicado estar en los puntos si la carrera es en seco”, avanza el bicampeón del mundo. Cinco puestos más atrás arrancará Carlos Sainz. “Es la posición en la que nos henos movido durante todo el fin de semana, así que es lo máximo a los que podíamos aspirar”, reconoció el madrileño, que como Alonso, necesita una carrera un poco alocada para llegar a los puntos.