+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

A fondo

Trabas a la competitividad

Duele descubrir que es el Gobierno valenciano el que maniata a nuestro sector productivo

 

Trabas a la competitividad -

Isabel Bonig Isabel Bonig
08/02/2018

Resulta descorazonador comprobar que mientras los empresarios --los grandes impulsores de la creación de empleo-- se afanan en obtener nuevas herramientas que hagan más competitivos sus productos hay quien se empeña en poner trabas a esa mejora de calidad y eficiencia. Duele más todavía descubrir que es el propio Gobierno valenciano el que maniata a nuestro sector productivo y nos reafirma en la idea de la necesidad de trabajar duro para descabalgar al tripartito de las instituciones y evitar que sigan dañando nuestro tejido industrial.

La tasa sobre la eliminación de residuos que se aprobó en la Ley de Acompañamiento de 2017 fue impulsada por Podemos y obtuvo los votos a favor de PSPV y Compromís. En la práctica es un torpedo dirigido a la línea de flotación del sector cerámico que lo que necesita es la ayuda de la administración autonómica para que sigan siendo, como lo son ahora, una referencia mundial en un mercado globalizado.

El Plan Industrial que el PPCV se ha comprometido a impulsar no contempla este impuesto que supone un incremento de los tipos de gravamen entre un 320% y un 733%, tal y como pude constatar recientemente en una reunión con Ascer, la patronal de la cerámica. Para defender al sector, que no es el único afectado por este impuesto pero sí de los más perjudicados, el grupo parlamentario popular ha presentado una proposición no de ley para derogar esta tasa.

Es impensable que Puig y Oltra castiguen así a quienes generan riqueza que como las empresas cerámicas castellonense permite emplear a más de 15.000 personas de forma directa y a otras 7.000 de forma indirecta. Para conocer esta realidad hay que hablar con los representantes empresariales pero el Consell ha sacado de su agenda esta cuestión. ¿Saben de verdad que están frenando a compañías que suponen el 95% de la producción nacional? Seguro que no. Y si lo saben aún es más grave.

La trascendencia de esta tasa y los problemas que va a generar preocupa mucho al PPCV y por ello se lo hemos trasladado al ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, quien ha impulsado la reducción de los costes regulados de gas y electricidad. El Gobierno de España está dispuesto a propiciar las sinergias necesarias para fortalecer al sector cerámico castellonense a nivel internacional y eso supone, sin duda, un alivio frente a la política restrictiva y penalizadora de Puig y Oltra.

*Presidenta del Partido Popular de la Comunitat Valenciana