Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Plaga

El picudo rojo daña el palmeral del manantial de la Esperanza de Segorbe

El Ayuntamiento planta 130 algarrobos en el entorno, una especie muy resistente

Del manantial de la Esperanza se nutren Altura, Navajas y Segorbe, bien para el consumo humano o para el riego. | RAFAEL MARTÍN

Poco se habla ya del picudo rojo, pero no quiere decir que haya decaído en su actividad destructora sobre las palmeras que constituyen su principal alimento y hábitat hasta provocar su muerte.

Así está pasando con el palmeral que rodea el manantial de la Esperanza del que se nutren los municipios de Altura, Navajas y Segorbe, bien para el consumo humano, bien para el riego. El escarabajo ha encontrado en él, el lugar idóneo para su subsistencia, ya que a pesar de los esfuerzos para controlar su presencia, la proximidad del nacimiento del agua limita extraordinariamente el uso de productos sanitarios que dada su composición química podrían perjudicar la calidad e incluso la salubridad del agua.

A pesar de ello, según comentó el concejal de Parques y Jardines de Segorbe, Pepe Muñoz, se están estudiando productos que no resulten agresivos para el acuífero, aunque «el dichoso picudo está haciendo lo que quiere».

El mencionado palmeral no solo tiene un valor medioambiental y paisajístico, sino también testimonial, ya que poco antes de llegar la democracia junto al manantial únicamente existía una palmera que murió y el primer ayuntamiento elegido democráticamente plantó un total de 202 palmeras con el fin de cubrir todo el espacio cercado de esta zona.

Ya no quedan tantas. Muñoz señaló que en los últimos meses se han tenido que talar diez palmeras, muertas o muy afectadas por el picudo rojo, cuyos troncos han sido enterrados para evitar la propagación del insecto.

Y las previsiones no son nada optimistas. El concejal relata que ya se han plantado en el entorno del manantial 130 algarrobos en previsión de que finalmente las palmeras puedan desaparecer. El algarrobo es una especie muy característica del sur de la comarca del Palancia, muy resistente y condicionada a terrenos con una altitud inferior a 500 metros y a menos de 40 kilómetros de la costa.

Compartir el artículo

stats