La licitación de obra pública para Castellón en junio (8,2 millones de euros) la sitúa en el furgón de cola, como la quinta provincia con menor aportación, solo por detrás de Albacete (7,1 millones), Zamora (4,7), Cuenca (2,8) y Ávila (2,7), y las ciudades autónomas de Ceuta (1,5) y Melilla (no llega al millón). Actualmente, con inversión estatal, las dos principales obras que se acometen en Castellón son las siguientes: La N-232, donde se instala un gran viaducto en la Bota; y en la estación de Burriana, las del tercer carril (hasta el 3 de diciembre), que permitirá circular a trenes en vías de distinto ancho, con el Corredor Mediterráneo aún pendiente.

El balance del acumulado en el primer semestre --según los datos de la patronal nacional de la construcción Seopan-- pinta algo mejor. Un total de 104,8 millones de euros anunciados para licitaciones en Castellón por parte de las Administraciones púbicas, frente a los 95 millones del mismo periodo del 2020, además, marcado por la crisis del covid-19. Un 10% de incremento interanual que, con todo, los empresarios ven insuficientes y, de cara a la nueva ministra de Transportes, Raquel Sánchez, consideran que el Gobierno central debe incrementar su esfuerzo inversor para dinamizar la economía del territorio, más si cabe con la coyuntura actual.

En junio, la principal inversión proviene de la Administración local (5,7 millones); luego autonómica (2,5 millones); y por último, la central, con solo 460.000 euros, la cuantía más baja, tras Zamora (480.000) y Cuenca (0). El semestre sí arroja más implicación nacional (59,5 millones, un 30% más); seguida de la local (27 millones, un 30% más) y autonómica (18 millones, 70% más).

La lista de reivindicaciones de los empresarios

Las infraestructuras prioritarias para Castellón.

Las infraestructuras prioritarias para Castellón. Gabriela Espinosa

Desde la patronal provincial de la construcción Apecc, su nuevo secretario general, Carlos Gomis, resaltó que «la obra más importante en ejecución es la N-232» pero, agregó, «urge acometer otras pendientes como conectar CS-22 y CV-10, ampliar a cuatro carriles la CV-21, completar la CV-10 hasta La Jana, convertir la N-232 en autovía A-68, terminar la ronda oeste de Castelló; o convertir a cuatro carriles los tramos de Castelló a Benicàssim y de Benicàssim a Orpesa, entre otras (ver gráfico)».

En la línea, el director-gerente de la Cámara de Contratistas de la Comunitat, Manuel Miñés, remarcó que «Castellón es la gran olvidada, dentro del olvido y ninguneo del Gobierno de España a la Comunitat y la inacción de la Generalitat. Solo hace falta ver los ratios de licitación estatal del primer semestre». «El peso poblacional de la Comunitat es del 10,63% nacional y hasta junio solo ha recibido en inversión de infraestructuras un 4,037% (en 2020, 6,52%; y en 2019, 6,57%). Ni por asomo se cumple el criterio que manda la legislación autonómica». En carreteras, el peso es del 5,8% del total nacional; y en ferroviarias, 4,44%. 

Te puede interesar:

En su opinión, en Castellón, «los accesos viarios y ferroviarios a PortCastelló, y a su dársena sur, están olvidados; así como el enlace del Polígono Petroquímico del Serrallo y su zona logística (dependiente de los Planes de Ordenación Urbana de los Ayuntamientos de Castelló y Almassora) con el Corredor Mediterráneo». En cuanto a Carreteras, «urge continuar el proyecto de la actual obra en ejecución del Port de Querol hasta llegar a Morella --que suponen apenas 15 millones de euros-- y facilitaría enlazar con Zaragoza y Alcañiz (ya toda en Autovía en Aragón) y así mejorar el acceso a las playas de Peñíscola, Benicarló, Alcossebre, Orpesa, etc".

Preparativos: reunión en septiembre

El president de la Generalitat, Ximo Puig, se reunirá en septiembre con la nueva ministra de Fomento y le planteará prioridades. El Ministerio cuenta con dos altos cargos de Castellón (María José Rallo-Transportes y Francisco Toledo-Puertos). En Adif-Estrategia se acaba de incorporar Montserrat Rallo. El jefe del Consell destacó hace poco que ve vital las siguientes infraestructuras:

  1. El Corredor Mediterráneo.
  2. La estación intermodal.
  3. La mejora de la red de trenes de Cercanías.
  4. Los accesos a PortCastelló.

Puig se pronunció recientemente acerca de la posibilidad de acometer obras con financiación público-privada, como el Tren de la Costa, en Alicante.