Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Datos del covid por municipios

El coronavirus, pueblo a pueblo en Castellón

Vila-real, Burriana y Vinaròs sufren un ligero incremento de nuevos casos

Dos sanitarias en la zona de Urgencias del Hospital de la Plana.

Dos sanitarias en la zona de Urgencias del Hospital de la Plana. Gabriel Utiel

El freno a la propagación del coronavirus es la tónica general en el conjunto de la provincia de Castellón gracias a la vacunación, según los últimos datos de contagios de coronavirus por municipios publicados este viernes por la Conselleria de Sanitat. La tendencia positiva a la baja es clara en Castelló, que ha conseguido reducir sus positivos en los últimos 14 días a 109, un descenso significativo teniendo en cuenta que, a principios de este mes de septiembre, rondaba los 300. De este modo, su incidencia acumulada marca 62,55 casos por cada 100.000 habitantes acercándose al riesgo bajo por covid-19.

El descenso también se observa en la Vall, con 23 positivos o Benicarló con 17, mientras que los contagios se estabilizan en Almassora con 14 casos, en Onda con ocho, Nules con dos, Benicàssim con tres y l'Alcora con tres.

En el lado opuesto están aquellas grandes localidades donde se ha producido un ligero incremento como Vila-real con 65 infectados, Burriana con 29 o Vinaròs con 46.

Mejores y peores datos

La mayoría de los grandes municipios de Castellón cuentan con una incidencia acumulada por debajo del umbral de 100, destacando el caso de Benicàssim y Nules que se encuentran en la nueva normalidad, ya que este indicador no supera los 25 casos, lo que supone que están libres de riesgo de propagación del virus.

Por encima de 100 solo están Vila-real, con 126, y Vinaròs con 159. En estas dos poblaciones el covid se resiste y el descenso de casos en las últimas semanas es bajo con continuas oscilaciones al alza.

Riesgo extremo y alto

Actualmente, la provincia cuenta con cuatro municipios en riesgo extremo: Traiguera (4 casos), Castellfort (1), Algimia (2) y Barracas (1). Un nivel por debajo, en riesgo alto se encuentran Soneja (3), Atzeneta (2), Peñíscola (16), Vinaròs (46) y Forcall (1). A estos se suman otras 21 localidades en riesgo medio, por lo que un centenar de poblaciones están ya en la nueva normalidad.

Imagen de los restaurantes situados en la placeta del puerto del Grau. Mediterráneo

Desescalada

Con esta situación epidemiológica, la provincia de Castellón encarará, a partir del lunes, la última y decisiva fase de la desescalada cara a alcanzar el próximo 9 d'Octubre la ansiada nueva normalidad postcovid. Las previsiones pasan porque el Consell, como ya avanzó Puig, flexibilice las restricciones, especialmente, ampliando horarios y aforos en la hostelería y el ocio nocturno, dos de los sectores más castigados por la pandemia.