Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

el autodiagnóstico para hacer cribados no cala

El furor por el test covid de farmacia decae en Castellón pese a haber más contagios

La venta de estas pruebas rápidas baja mientras se dispara la de los antigripales

Las farmacias llevan 15 días vendiendo tests de autodiagnóstico del virus.

Las farmacias de Castellón empezaron el pasado verano a vender tests de autodiagnóstico del coronavirus, tras meses de continuas peticiones, a raíz de que las boticas de los países europeos llevaban meses comercializándolos. La medida llegó justo cuando estalló la quinta ola, lo que permitió a los ciudadanos autoexplorarse y descartar si tenían el covid-19 al presentar síntomas similares. La gran demanda inicial registrada provocó incluso problemas de abastecimiento en algunos establecimientos.

Los principales objetivos de que las farmacias pudieran comercializar estas fáciles y rápidas pruebas eran el diagnóstico precoz para frenar la cadena de transmisión y la necesidad de descongestionar los centros de salud. Ahora cuatro meses después estas premisas parece que no se están cumpliendo y la mayoría de ciudadanos con síntomas opta por acudir directamente al médico de cabecera quien le prescribe un test de antígenos. De ahí que, como anunció Mediterráneo, los consultorios estén haciendo muchos más pruebas rápidas por la irrupción de los virus otoñales que pueden llevar a confusión.

Bajan las ventas de tests

«Ya no es el furor que hubo al principio, se venden algunos pero no tantos», explica el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Castellón, Sergio Marco, quien advierte de que la demanda que se ha disparado es la de los antigripales, que el año pasado se quedaron prácticamente en las estanterías al no haber circulación de virus. «La gente se ha relajado en cuanto a las medidas sanitarias, como el llevar la mascarilla, y está habiendo mayor transmisión. Una persona constipada debería llevarla siempre para no contagiar al resto», explica Marco.

Las claves de los nuevos tests de venta en farmacias. Mediterráneo

Por su parte, la farmacéutica de Peñíscola Rosa Arnau, explica que los cuadros víricos son ya similares, en cuanto a cantidad, a los que había antes de la pandemia, pero lamenta que los ciudadanos «estén ahora comprando bastante menos los test covid, cuando debería haber un cribado importante para asegurar la detección precoz y evitar contagios». «La prevención se está abandonando», señala Arnau.

En esta misma línea se manifestó el farmacéutico de Castelló Jaime Alcalá, quien también ha notado una bajada en la demanda de los tests para detectar el virus.

Compartir el artículo

stats