Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

llamamiento a la cautela

Sanitat recomienda a su plantilla evitar comidas y cenas laborales en Castellón

Hospitales y centros de salud quieren evitar un brote entre su personal ahora en pleno repunte

Un sanitario realiza una prueba de coronavirus.

Los hospitales y centros de salud de la provincia de Castellón han llamado a sus sanitarios a evitar cenas y comidas laborales para prevenir posibles brotes de coronavirus que pongan en riesgo la disponibilidad del personal cara a unas semanas que se prevén complicadas a nivel asistencial por el repunte de casos. La Conselleria de Sanitat confirmó que la recomendación está sobre la mesa por «prevención», especialmente, teniendo en cuenta el macrobrote detectado en un hospital de Málaga que afecta a cerca de 80 sanitarios de la unidad de cuidados intensivos (UCI), tras una celebración navideña.

Sin ir más lejos, hace 15 días se detectó un brote similar, que afectó a 10 profesionales de Medicina Interna del Hospital de la Plana de Vila-real, tras una comida del personal en una masía alquilada.

Para evitar este tipo de circunstancias, el Hospital General de Castelló mandó días atrás en un boletín informativo que recibe toda su plantilla un apartado al respecto. «Ante la situación epidemiológica actual y el incremento constante de la incidencia, el departamento de salud de Castellón, un año más, no celebrará las fiestas navideñas con la tradicional cena e insta a los servicios, unidades y centros de salud a evitar las reuniones laborales sin las medidas de prevención y protección vigentes frente a la expansión del covid-19. Agradecemos vuestra responsabilidad», recoge este mensaje difundido a nivel interno.

Una trabajadora sanitaria realiza un test de antígenos. Eduardo Parra - Europa Press

Médicos y enfermeras

El llamamiento de Sanitat ha sido bien recibido por parte de los profesionales que han visto los efectos de la pandemia y sufrido de manera directa sus consecuencias. El Colegio de Médicos de Castellón considera que los profesionales sanitarios «son conscientes de la situación actual y que toman las medidas precisas para evitar contagiarse». De todos modos, desde la entidad recuerdan que, al igual que hace la Conselleria de Sanitat, solo pueden aconsejar «porque los médicos, como el resto de ciudadanos, tienen derechos que recoge la Constitución y tienen la formación suficiente para decidir cómo comportarse».

Por su parte, desde el Colegio de Enfermeros y Enfermeras de Castellón remarcaron ayer que es una evidencia que la transmisión del virus se acelera por la aglomeración de gente en espacios cerrados y, por eso, «muchos enfermeros y enfermeras, antes de esta recomendación, habían tomado la decisión de cancelar sus comidas y cenas de Navidad para reducir el riesgo de contagio»

«Es necesario extremar las precauciones, más ahora que de nuevo se está incrementando el número de casos y, sobre todo, recordar que la única forma de terminar con esta situación es conseguir que toda la población se vacune», remarcó el presidente del colegio, Francisco Pareja, quien insistió en «no bajar la guardia» y seguir con el uso de mascarilla, el lavado de manos y la distancia social.

La suspensión de este tipo de celebraciones también se está dejando notar en otros ámbitos, como ya informó Mediterráneo, especialmente en aquellas comidas o cenas sufragadas directamente por las propias empresas.

Compartir el artículo

stats