Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CONSEJO DE MINISTROS EUROPEO

La UE baja un 30% las jornadas para faenar y apuntilla a la pesca de Castellón

Las cofradías califican de «nefasta» la decisión, que pone en riesgo la supervivencia de este sector

Pescadores de una barca de arrastre en el puerto de Castelló.

Las decisiones tomadas en el seno de la Unión Europea hacen prever un año 2022 muy complicado para el sector de la pesca provincial. El Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca hizo caso omiso a la petición del ministro español, Luis Planas, y asestó otro nuevo golpe a las embarcaciones de la zona mediterránea, en forma de una nueva reducción en la cantidad de jornadas para poder faenar en la modalidad de arrastre, la más importante en la provincia. En concreto, la disminución para el nuevo año será del 6% respecto al todavía vigente 2021, que a su vez ya sufrió un descenso del 7,5%.

Desde el ministerio se indicó que estas decisiones del plan de gestión plurianual europeo suponen que del 2020 al 2022 el sector reducirá en casi una cuarta parte su actividad. Un porcentaje que elevan desde la Comisión Interfederativa de Cofradías de Pescadores de la Comunitat Valenciana (Coincopesca). El secretario de esta organización, y con el mismo cargo en la cofradía de Castelló, Manuel Albiol, expuso que la disminución «alcanzará el 30%», por lo que califica el resultado del encuentro de ministros como «nefasto», ya que salir a la mar menos días implica la pérdida de la rentabilidad y también de empleos.

Respecto a la actuación de Planas, que votó en contra de la medida, dijo: «No dudamos de su defensa de la pesca mediterránea, pero de nuevo ha sido la más perjudicada por los criterios políticos seguidos desde Europa, mientras que en otras áreas como el Atlántico o el Golfo de Cádiz han tenido un balance mucho más positivo». Para Albiol, la postura europea es una acción «de acoso y derribo».

Pocas alternativas

La reducción de jornadas de pesca se hace con el argumento de mejorar la sostenibilidad en los caladeros del Mediterráneo, si bien desde Coincopesca recordaron que desde hace años se vienen aplicando medidas en este sentido, que ya han dado «signos alentadores de recuperación de las poblaciones de peces».

El ministro español propuso como alternativa rebajar el porcentaje de días sin faenar por un cambio en la normativa de las redes, de modo que de los 40 milímetros actuales se pase a los 45 en las inmediaciones de la costa y los 50 en zonas más profundas. «Quien opte por esta medida podrá pasar de un 6% a un 4% de disminución de fechas para el próximo año, que es una mejora muy pequeña», comentó Albiol. Recientemente, la interfederativa expuso su postura a favor «de la sostenibilidad del recurso pero, también, de la pesca profesional y de todas las actividades relacionadas y que del mismo dependen».

Por otro lado, el Partido Popular de Castellón valoró que la nueva reducción a las jornadas de trabajo «lastrará todavía más el ya de por sí castigado trabajo de cientos de familias». La opinión fue expuesta por la portavoz provincial y senadora, Salomé Pradas, quien lanzó una «llamada de auxilio para las 586 familias afectadas por esta imposición que el sector lleva denunciando con protestas desde el verano, a las que el Partido Socialista ha dado la espalda desde las instituciones». 

La Unió denuncia la ausencia de medidas para hacer frente a los costes en el campo

La Unió de Llauradors también valoró el encuentro de ministros ante la ausencia de medidas que compensen el incremento de costes. «La gran mayoría de los Estados miembros han reconocido el impacto que la subida de los costes de producción está teniendo en el sector agrario. Sin embargo, ni se han propuesto, ni acordado, ni pedido a la Comisión medidas concretas para corregir o apoyar a los agricultores y ganaderos», indicaron desde esta organización. El consejo europeo abordó medidas para garantizar el suministro y la seguridad alimentaria de la UE, «un plan que no puede dar respuesta a la crisis actual», añadieron, por lo que el sector seguirá con su «vulnerabilidad».


Compartir el artículo

stats