Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Navidades en la playa en Castellón en el tercer diciembre más cálido de la historia

Visitantes y castellonenses acuden a pasar el día en los arenales ante la inusual bonanza de las temperaturas

No pocos turistas se acercaron a la playa del Grau para tomar el sol e incluso el baño este martes

La masa de aire «extremadamente cálida» que ya está afectando a toda la península dejará, con toda probabilidad, las temperaturas más altas de los últimos 20 años en el conjunto de España en la Nochevieja, e incluso podría ser el final de año más cálido de los últimos 40 años, avanzó ayer Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). La misma agencia informó este martes de que ya estamos en el tercer diciembre con las temperaturas más altas de todas las registradas en la serie histórica.

En el caso de Castellón, con máximas de casi 25 grados en la capital, la segunda más alta del conjunto de la Comunitat, y casi el mismo récord en Torreblanca, también en el litoral, las playas y terrazas de costa de la provincia vieron ya una afluencia de público totalmente inusitada en esta época del invierno, a apenas tres días de la Nochevieja.

Un ejemplo, los hasta 25 minutos de espera que los clientes debían esperar para poder acceder a tomar algo o comer en la terraza de la cafetería Voramar, en Benicàssim, donde los establecimientos del paseo también estuvieron llenos a lo largo de la jornada, e incluso la víspera por la noche, ya que las mínimas son, también, muy altas a estas alturas del año.

 Mientras, en la plaza del Mar de Castelló, la afluencia de público fue abundante y casi tan inédita para un 28 de diciembre como la estampa que mostraban las playas del litoral, en las que grupos y familias de visitantes y castellonenses se animaron no solo a sentarse al sol, sino a hacerlo en bañador y también, los más atrevidos, a probar la temperatura del agua.

La complicada situación de la pandemia, con centenares de nuevos casos cada día, es un elemento más que ha llevado a los castellonenses a acudir a espacios como la playa o la hostelería al aire libre, donde la protección contra el coronavirus es mucho mayor que en el interior de los establecimientos.

Se trata de una rara imagen. De hecho por las mismas fechas a finales del 2020 y en las primeras jornadas de enero, la situación era en la provincia radicalmente distinta. Tal día como este martes, la nieve estaba presente en Els Ports y Aemet activaba avisos por rachas de viento de hasta 80 km/hora y alertaba de una caída brusca del mercurio, a modo de antesala de lo que después trajo consigo el intenso temporal Filomena.

De vuelta a este miércoles, las previsiones apuntan en Castellón hacia una jornada marcada por temperaturas de alrededor de 20 grados en el litoral, que no bajarían en el interior de los 14, dato mínimo que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) predice para Morella. Mientras, el viento se mantendrá en valores bajos en los municipios de la costa, entre 2 y 19 kilómetros por hora, y contarán con los mayores índice s de velocidad en puntos como Vilafranca (47) o Morella (38).

Compartir el artículo

stats