Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EVOLUCIÓN DE LOS COSTES

El gas da un respiro a la cerámica de Castellón pero sigue cuatro veces más caro que hace un año

El precio ronda los 85 euros, lejos del máximo de diciembre cuando llegó a los 180

Interior de una industria azulejera de Castellón.

Los costes energéticos a los que se enfrenta la industria cerámica de Castellón siguen centrando las preocupaciones del sector en este arranque del año, aunque hay indicadores que invitan a un pequeño optimismo. Es el caso del precio del gas, que lleva varias semanas a la baja, después de haber alcanzado, el pasado 21 de diciembre, su máximo histórico de 180 euros por megavatio hora.

En los últimos días este coste se sitúa sobre los 85 euros, según refleja la evolución del principal mercado de referencia, el TTF. La cotización del gas ha disminuido a menos de la mitad, pero aún así sigue siendo cuatro veces más caro que hace 12 meses. Y es que «el precio medio del mes de enero pasado fue de 20,34 euros», manifiestan desde la patronal de fabricantes de azulejos, Ascer.

Referencia cercana

Además, señalan que los precios actuales «van en la línea de los de noviembre», un momento en el que la mayoría de industrias ya tuvieron que trasladar este sobrecoste a sus clientes. Los principales grupos tuvieron que aplicar unas subidas de entre el 10 y el 20%, con la expectativa de hacer nuevos incrementos este año en función de la escalada del precio del gas y materias primas.

Los cálculos efectuados por Ascer indican que el fuerte incremento del gas natural ha supuesto que la factura energética en el pasado año haya alcanzado los 1.734 millones de euros, una cifra que equivale al 37% de toda la facturación alcanzada en el 2020. Muy lejos del 13% que suponía esta partida en el año 2019.

Por parte de Gas Industrial afirman que el precio logró «tocar techo» en los últimos días de diciembre. Apuntan a que la «menor competencia entre Europa y Asia por el gas natural licuado, la previsión de temperaturas moderadas a finales del periodo y el incremento del flujo noruego, contribuyeron a disminuir el precio».

Para los próximos meses se mantiene la incertidumbre, ya que aún quedan muchas semanas de invierno, periodo en el que aumenta la demanda por el consumo doméstico para calefacción.

Peticiones

El sector cerámico solicitó al Ministerio de Transición Ecológica una serie de medidas para aliviar la presión que sufren los fabricantes, que en la parte final del año han tenido que trabajar a pérdidas para cumplir con los compromisos adquiridos. Entre ellas, la reducción del impuesto de hidrocarburos y del IVA. Por el momento solo se ha conseguido flexibilizar el caudal contratado, de modo que se produce un ahorro en los costes fijos de suministro en el caso de que haya una menor producción o una interrupción temporal. Una medida del Gobierno que por parte de Ascer calificaron de «insuficiente».

Además, el próximo 25 de enero está programada una reunión en Bruselas para exponer al director general de Competencia de la Unión Europea, Olivier Guersent, los riesgos que el actual calendario de descarbonización entrañan para el futuro del sector. 

La producción va al alza aunque baja el ritmo

El ritmo de fabricación de productos cerámicos muestra datos positivos, pero de nuevo se detectan indicios de una desaceleración. Esta es la tendencia que marca el Índice de Producción Industrial (IPI), que ayer dio a conocer los datos correspondientes al mes de noviembre. Hubo un crecimiento de un 5,6% respecto al mismo mes del 2020 . Un buen número pero que se queda atrás con comparación con el dato de octubre, cuando la mejora del 6,8%. En lo que respecta al acumulado de enero a noviembre la mejora se sitúa en el 22,6%. Dos puntos menos que en el mes pasado, y a distancia de mayo, cuando este crecimiento se situó en el 33,1%.

Por parte de Ascer señalaron que las previsiones que manejan para el cierre del 2021 son de un aumento de la producción del 20%, por lo que se encadenarán varios meses de desaceleración, debido a la afectación del crecimiento de los costes energéticos. Las estimaciones de la patronal, dadas a conocer el 20 de diciembre, eran de un aumento de las ventas del 22% para el mercado nacional y del 19% en las exportaciones. Otra cosa, añadieron, será el balance de las cuentas, afectadas por los sobrecostes del segundo semestre.

Compartir el artículo

stats