Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

hoy los antígenos costarán ya de máximo 2,94 €

Desconcierto en el arranque de la notificación de tests en farmacias

Un fallo técnico retrasa unas horas la puesta en marcha de esta medida sanitaria

Archivo - Test de antígenos, en una imagen de archivo. RICARDO RUBIO - Archivo

Desconcierto en el arranque de las notificaciones de tests positivos a la Conselleria de Sanitat desde farmacias de Castellón. Esta medida que fue, finalmente, acordada el pasado jueves a última hora debía ponerse en marcha este mismo viernes, lo que ha generado cierta falta de información a los boticarios «por la premura», según el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Castellón, Sergio Marco, quien pidió paciencia para poder activar de forma correcta la medida y que las oficinas puedan adaptar sus establecimientos.

Además, durante la mañana se registró un fallo técnico que dificultaba el volcado final de los datos para informar a la Conselleria de Sanitat, por lo que no se podían notificar tests positivos. Por tanto, debido a la celeridad en la implantación, así como por este inconveniente informático, la tramitación empezó ayer a ralentí.

Desde la entidad colegial insistieron en que sí se estaban notificando positivos, aunque ayer aseguraron no tener datos sobre las posibles tramitaciones realizadas, a diferencia de sus colegas de Valencia, que cifraron, hasta el mediodía, en 157 las pruebas realizadas con un total de 97 positivos.

Sin coste para el paciente

De momento, un total de 124 farmacias de la provincia se han adherido a esta iniciativa, que ahora deben implantar sin ningún coste ni para ellas ni para el paciente, ya que la Conselleria les compensará por el servicio prestado, aunque Sanitat no ha aclarado cuál será exactamente la contraprestación que reciban, tras días de polémica sobre quién iba a costearlo.

Archivo - Un farmacéutico enseña un test de antígenos de detección del COVID-19 en una imagen de archivo. Óscar Cañas - Europa Press - Archivo

Las boticas que realicen tests rápidos colocarán un distintivo informativo en las puertas del establecimiento para que el cliente, que sí deberá pagar el precio que cuesta el antígenos, lo sepa. El principal objetivo de esta iniciativa es identificar los casos, realizar un mejor seguimiento y descongestionar unos saturados centros de Atención Primaria. 

Nuevo precio

En cuanto al coste de la prueba de antígenos, a partir de este sábado, las farmacias no podrán venderla a más de 2,94 euros al entrar en vigor el importe máximo fijado por el Gobierno para intentar frenar la escalada de precios experimentada semanas atrás debido a la gran demanda existente, cuando llegaron a adquirirse por cerca de nueve euros. 

A pesar de que los farmacéuticos esperan no tener problemas de suministro, en algunas boticas de la capital era complicado ayer encontrar tests rápidos.

Compartir el artículo

stats