Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

la sexta ola en descenso

El covid-19 está en caída libre y allana el camino a la normalidad en Castellón

La tasa de reproducción del virus se ralentiza y Castellón logra bajar de los 1.000 casos diarios

Imagen de la vacuna contra el covid. Mediterráneo

La tasa de reproducción del coronavirus en la provincia de Castellón sigue en caída libre y se sitúa en el 0,77, según los últimos datos del Instituto de Salud Carlos III, que se encarga de monitorizar la pandemia. Por tanto, este indicador clave se sitúa por debajo del umbral del 1, es decir, según los expertos si el índice no lo supera se puede empezar a dar por controlada la transmisión del virus. Se trata del llamado número de reproducción básico instantáneo (Rt) que es el promedio de casos secundarios que cada sujeto contagiado puede llegar a infectar en una etapa de tiempo.

Por tanto, tras semanas con los contagios disparados y todos los indicadores sobre la evolución de la pandemia al alza, en los últimos días la tendencia ha cambiado de manera clara y Castellón está reduciendo a una velocidad considerable los casos en esta sexta ola del coronavirus

Evolución de la tasa de propagación del coronavirus en Castellón. Mediterráneo

Por tanto, como señalan los expertos, las próximas semanas con claves para dar por controlada la pandemia si no irrumpe una nueva variante y avanzar en la era postcovid. Como informó Mediterráneo, el Ministerio de Sanidad ya ha reducido un escalón el nivel de alerta por coronavirus en Castellón, que pasa del 4, nivel extremo, al 3, que es el alto.

Menos de 1.000 casos al día

En el balance diario de este martes la provincia consiguió bajar de la barrera de los 1.000 contagios diarios. En concreto, se contabilizaron 952 positivos, la cifra más baja desde finales de diciembre. Además, las altas triplicaron a los nuevos contagiados al sumar 3.308.

La presión hospitalaria sigue también su descenso y se contabilizaron 236 ingresados, tres menos que la jornada anterior cuando esta disminución fue mayor. De estas personas, 18 de ellas se encuentran en la unidad de cuidados intensivos. Por tanto, aunque poco a poco los ingresos por coronavirus también se van reduciendo, aunque este retroceso está previsto que sea más marcado en los próximos días.

Sin duda, el dato más trágico es el de los fallecimientos ya que Sanitat notificó siete nuevos, por lo que la provincia acumula 999 decesos durante la pandemia.

En la Comunitat, se contabilizaron 8.985 nuevos casos y 36 fallecimientos.

Una prueba PCR. Mediterráneo

Contagios por municipios

Los datos de los positivos por municipios publicados este martes por la Conselleria de Sanitat reflejan este descenso. Descendiendo están los positivos en Castelló, que sumó ayer 6.400 contagios en los últimos 10 días, más de 1.000 menos que el pasado viernes, además su incidencia se reduce a 3.672 casos por cada 100.000 habitantes. Una reducción también relevante se observa en Vila-real con 2.114 infectados, 600 menos que hace tres días, lo que sitúa su incidencia en 4.121 puntos.

En Burriana se contabilizan 1.353 contagios, en la Vall 1.049, en Almassora 914, en Onda 961, en Nules 505, en Benicàssim 584 y en l’Alcora 424. En la zona norte de la provincia también se detecta esta reducción significativa de positivos al registrarse 925 en Benicarló y 1.118 en Vinaròs.

Imagen de la toma de una muestra. JCCM

Medir solo casos graves

El presidente de la Sociedad Valenciana de Medicina Preventiva y Salud Pública, Juan Francisco Navarro, explicó que el efecto postnavidad que conllevó el estallido de contagios ya ha pasado, aunque reiteró que debido a que la mayoría de contagios son leves se calcula que solo se contabilizan de forma oficial uno de cada tres contagios porque el coronavirus empieza ya a estar «infradiagnosticado» al haber muchas personas prácticamente asintomáticas.

De este modo, el doctor consideró que, aunque es pronto para monitorizar el coronavirus como se hace con la gripe, sí se debería «dejar de prestar tanto atención a la incidencia acumulada y focalizar solo los casos graves y seguir protegiendo a los más vulnerables». Por eso, Navarro insistió en la necesidad de «captar de una manera directa, si hace falta a través de llamadas telefónicas personales, a todos aquellos que siguen sin vacunarse y que son los que mayores complicaciones presentan en caso de contagiarse».

Asimismo, el doctor llamó a no bajar la guardia para conseguir dar por controlada totalmente la pandemia en los próximos meses si no surge una nueva variante que ponga en jaque de nuevo el control de la crisis sanitaria.

Compartir el artículo

stats