Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Més Compromís aplaza en Castellón hablar de candidatos y celebra que Marzà tome las riendas del partido

El antiguo Bloc espera que el liderazgo interno del exconseller revitalice el partido

Vicent Marzà -dcha.-, con Ignasi Garcia, Enric Nomdedéu, y Águeda Micó, en un acto en Castelló, en imagen de archivo. GABRIEL UTIEL BLANCO

En el día después del terremoto causado en el Consell por la materialización de la decisión de Vicent Marzà de dejar la Conselleria de Educación para centrarse en la gestión orgánica de su partido, Més Compromís (el antiguo Bloc), de cuya ejecutiva es coordinador político, desde su partido en Castellón rebajan las expectativas abiertas con la afirmación de Marzà de que no descarta ser candidato a la Generalitat y, por tanto, relevo de Mónica Oltra.

Diversas fuentes del antiguo Bloc apuntaron que, pese al evidente desgaste que la figura de la vicepresidenta del Consell y coportavoz de Compromís, especialmente por el caso judicial de abusos a menores que implica a su exmarido, será la propia Oltra quien decida si encabeza de nuevo la candidatura de la coalición a la Generalitat, de modo que todos los escenarios son posibles a un año de los comicios del 2023.

En cuanto a Marzà, valoraron su capacidad de gestión institucional, y su condición de referente no solo en esta provincia, pero recordaron que ahora mismo «todo está muy abierto» en cuanto a la posibilidad de que el exconseller pudiera se el recambio de Oltra. Algunas voces apuntaron además que, de producirse esa necesidad de relevo, la figura del diputado nacional Joan Baldoví, podría tener mayor tirón electoral gracias a la visibilidad que ha logrado con su trabajo desde el Congreso en Madrid. Sobre lo que sí hay consenso es sobre la importancia estratégica que tendrá la dedicación del exconseller al trabajo orgánico en un año que es ya preelectoral.

Equilibrio territorial

Los nacionalistas esperan también que, toda vez que la provincia ha perdido a un conseller, al menos a priori y hasta que no se conozcan los relevos que ser producirán en el lado socialista del Botànic, que se mantenga la representación territorial del norte de la Comunitat Valenciana cuando este fin de semana el president Ximo Puig anuncie públicamente quienes salen y entran en el Ejecutivo autonómico.

Referentes en Castellón

Entre quienes, por otra parte, valoraron este jueves el paso que ha dado Marzà, se encuentra uno de los referentes de Més Compromís en la provincia y secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu, quien comprendió «la necesidad de salir de la conselleria después de siete años de trabajo al frente de Educación, lo que supone un desgaste personal que es enorme».

Respecto a lo que se refiere al anuncio del exconseller de que se centrará en las tareas orgánicas para reforzar Compromís cara a las próximas elecciones autonómicas, dijo que le parece «bien».

En cuanto a Ignasi Garcia, coordinador territorial y portavoz de la coalición en la Diputación y el Ayuntamiento de la capital, agradeció efusivamente el trabajo realizado por Vicent Marzà al frente de Educación, así como aseguró que es un activo «muy importante para la marca», tanto en las comarcas de Castellón como en toda la Comunitat y celebró el hecho de que el exconseller vuelva a estar «a pleno rendimiento en la tarea orgánica», para conseguir su objetivo de «ensanchar las bases del partido y de trabajar con la militancia de los colectivos y los movimientos sociales», puso de manifiesto.

Compartir el artículo

stats