Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

urgencias sanitarias

El CICU echa el cierre en Castellón para irse a Valencia

CSIF denuncia que los tiempos de respuesta de las emergencias «empeorarán» ahora

Imagen de dos operadores CICU.

El Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU) en la provincia de Castellón cierra este martes sus puertas, a pesar de las protestas sindicales y políticas por la centralización del servicio en Valencia ordenada el pasado verano por la Conselleria de Sanitat. Así, a a partir del turno de tarde-noche, el servicio dejará de prestarse en las comarcas castellonenses desde el Hospital de la Magdalena donde estaba la base de operaciones de los servicios de emergencias.

La mayoría de los 13 trabajadores de esta unidad han aceptado el traslado ofrecido por Sanitat, quien siempre ha defendido que con esta decisión, que también afecta al centro de Alicante, se busca ser más eficientes y ágiles.

Críticas por el cierre

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha alertado de las «graves consecuencias» de este traslado y de la pérdida de autonomía, «ya que no solo supone una nueva discriminación hacia la provincia de Castellón, sino que empeorará los tiempos de respuesta en caso de que se produzca una emergencia sanitaria». «Además, habrá un mayor desconocimiento de determinadas zonas, especialmente del interior, lo que podría dar lugar a errores graves de ubicación en la asignación de recursos como ambulancias», afirmaron.

Desde el Partido Popular aseguraron que esta decisión es «un castigo más que ataca directamente a la salud de las familias de nuestra provincia» y recordaron que el CICU ha garantizado durante décadas que ante cualquier urgencia se daba una respuesta ágil».

Compartir el artículo

stats