Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Municipal

La escultura de Perot y los dos bueyes se reubicará junto al Auditori por la remodelación de la avenida Lledó

La obra de Adsuara se trasladará al parque en una zona cercana a la situación actual

La escultura realizada por Adsuara, en el centro del nuevo paseo que ha remodelado el Ayuntamiento. ERIK PRADAS

La escultura de Perot y los dos bueyes que homenajean al labrador que en 1366, según la tradición, encontró la imagen de la Mare de Deu del Lledó se trasladará al parque del Auditori, en una zona cercana a la actual, tal y como recoge el proyecto de remodelación de la avenida de Lledó.

Las obras de rehabilitación, que cuentan con un presupuesto de más de tres millones de euros, han obligado a buscar una nueva ubicación para la obra del escultor Juan Bautista Adsuara, que data de 1959, ya que la reforma del vial afecta de lleno al actual emplazamiento de la estatua, que se ha convertido en todo un símbolo de la ciudad de Castelló ya que representa el momento del hallazgo de la Lledonera.

Sin flores

Por el momento, según pudo comprobar este diario y tal y como muestra la imagen adjunta a la información, la escultura sigue en el lugar que ocupa durante los últimos años, si bien ya ha sido despojada de las flores que la rodeaban y el tramo en el que se encuentra permanece a la espera de su conclusión tras la retirada de la figura, muy querida por los castellonenses. Hay que recordar que la escultura, de piedra caliza blanca, mide 185 centímetros de alto y otros tantos de ancho y hondo a los que hay que sumar los 80 de la peaña sobre la que se encuentra. El monumento, realizado por el que es hijo predilecto de Castelló, ha sufrido diversos actos vandálicos en los últimos años. En 1986 fue decapitada; en el 2017, los bueyes aparecieron pintados; y en junio del 2020, se les aplicó masilla, corrigiéndose pronto los daños por parte de la administración.

La idea es que la pieza quede en las inmediaciones de la basílica del Lledó con el fin de no perder la idiosincrasia para la que fue esculpida por parte de Juan Bautista Adsuara en los años 50. 

Compartir el artículo

stats