Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UNA PLANTILLA DE 180 PROFESIONALES PARA TODA LA PROVINCIA

Los bomberos ven «alarmante» la escasez de medios humanos en Castellón

Desde los sindicatos remarcan que, en los graves incendios de agosto, «se nos vieron las costuras» y que hace falta el doble de profesionales para evitar apuros

Los bomberos de Castellón aseguran que fueron minoría para hacer frente al incendio forestal de Bejís. SIAB

Con el fuego en el Alto Palancia apagado --aunque todavía en fase de estabilización para evitar reproducciones--, quienes han intervenido de manera activa en el dispositivo especial de extinción del peor incendio de la historia reciente de la provincia, empiezan a hacer balance de un operativo en el que los representantes sindicales de los bomberos ven preocupantes deficiencias que requieren de un abordaje urgente. En UGT denuncian la «alarmante» escasez de medios humanos en el consorcio, que se habría hecho más patente este agosto. En la catástrofe de Bejís, según afirman, «se nos han visto las costuras».

Sobre el papel, el Consorcio Provincial de Bomberos cuenta con más de 200 empleados, aunque como detallan desde UGT, solo 180 son bomberos. Una cifra que está muy lejos del mismo organismo en Valencia (llegan a los 500) o en Alicante (unos 450).  

Esta evidente desproporción en cuanto a número de profesionales tuvo su reflejo, según explican, en lo que sucedió en el operativo de extinción del incendio forestal de Bejís. Desde UGT aseguran que de un dispositivo que alcanzó los 150 efectivos, «hubo momentos en los que solo había 10 bomberos profesionales de Castellón, cinco de Nules y cinco de Segorbe». Llegaron a producirse situaciones en las que, «había solo cinco bomberos de Castellón, mientras que de Aragón, de Valencia o la UME aportaban 50» en el mismo sector. Ante esta situación, los representantes sindicales lo tienen claro, en la provincia «hacen falta el doble de profesionales».

Viene de lejos

Esta es una reivindicación antigua, llevan pidiendo una ampliación de plantilla desde hace años, pero cuando las constantes advertencias de los expertos apuntan a que los incendios extremos serán cada vez más habituales por el cambio climático --un aviso que es una realidad a la que ya están enfrentándose--, preocupa y mucho a quienes han de encargarse de extinguirlos, porque insisten en que lo que ha sucedido este mes demuestra que los recursos de Castellón son insuficientes.

Y es que un devastador fuego como el de Bejís no se produce de manera aislada. En los peores días de este incendio forestal siguieron produciéndose emergencias para las que se requería a los bomberos del Consorcio, como el incidente industrial registrado en Nules el 17 de agosto. Desde UGT remarcan que «solo hubo una dotación de Nules --tres bomberos y un cabo--, el resto de profesionales que participaron en la extinción procedían de Sagunto, Moncada y Castelló». Otra prueba más de que, insisten, «no damos para más».

Otoño complicado

A las puertas del mes de septiembre y del cambio de estación, los sindicatos lanzan otra advertencia. Si se cumplen las previsiones que apuntan a la alta probabilidad de estar ante un otoño complicado por la llegada de gotas frías, la provincia se enfrentará a esta circunstancia «con pocos bomberos y muy cansados, porque somos los que somos y debemos acudir a todo». 

PROHIBEN ACTOS PIROTÉCNICOS CON ALERTA 3

El 16 de agosto, el Ayuntamiento de Dènia decidió suspender el castillo de fuegos artificiales previsto para finalizar sus fiestas de Moros y Cristianos porque todos los bomberos estaban en el incendio de la Vall d’Ebo y no podían garantizar la seguridad. Otro municipio alicantino, el de Verger, lo anunció antes, el mismo día.

En la provincia de Castellón, con los incendios de Les Useres y Bejís activos, se destinaron dos dotaciones de bomberos (4 profesionales y un mando en cada una) a vigilar que no hubiera incidencias en los espectáculos pirotécnicos que se dispararon en las fiestas de Orpesa (13 de agosto) y de Nules (16 de agosto), como confirmaron fuentes de Subdelegación del Gobierno. Al tratarse de espectáculos en los que se disparan más de 100 kilos de pólvora, es imprescindible la presencia de bomberos. Mientras sus compañeros luchaban contra la complicada propagación de las llamas en la provincia, dos dotaciones se destinaron a actos lúdicos.

Incluso con alerta máxima por incendios, la normativa permite realizar este tipo de actos pirotécnicos si están a más de 500 metros de zonas forestales, pero como plantean desde los sindicatos, ante la escasez de medios humanos en la provincia, deberían repensarse este tipo de servicios cuando existan situaciones extremas.

Si bien la autorización la concede Subdelegación, esta puede estar condicionada a lo que el Consorcio aconseje en un momento puntual. Tras preguntar a Diputación sobre esta circunstancia, aseguran que «los días de preemergencia nivel 3, todas las autorizaciones y declaraciones responsables no tendrán efecto». 


2 millones más para el Consorcio

En mayo de este año, la Diputación de Castellón amplió el presupuesto que anualmente destina al Consorcio de Bomberos en 737.720 euros con un propósito: mejorar las condiciones de seguridad de los bomberos. Tras esta aportación extraordinaria --con cargo a los remanentes -- situó esta partida en 22,5 millones.

La ampliación se produjo después de haber incrementado en un 6,7% el presupuesto del 2022 respecto del anterior (el 68% se destina a personal), lo que supuso disponer de 1,3 millones de euros más. Esta dotación contemplaba la creación de nueve plazas nuevas, cinco de las cuales eran de jefes de servicio.

El gobierno provincial, en diciembre del 2021, reconoció que «claramente» faltan plazas, que van a crear «poco a poco». Ante las exigencias de los bomberos, defienden su «compromiso con la mejora de las condiciones laborales así como la dotación de más recursos técnicos y humanos». En estos tres años «no solo se ha aumentado el número de profesionales, sino que también se ha activado una bolsa para cubrir bajas y vacaciones». En total, según detallan, hay 30 profesionales más «hasta llegar a 180 bomberos distribuidos en los diferentes parques». 

Compartir el artículo

stats