Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LOS NIVELES DE RUIDO MÁS PROBLEMÁTICOS SE DAN A PARTIR DE LAS 22.00 HORAS

Castelló busca un cambio de ley para salir de la ZAS en las tascas

Promueve ajustar la legislación autonómica a la estatal que es menos restrictiva

Concentración de apoyo a las tascas de Castelló, celebrada en noviembre de 2019 en la plaza Santa Clara.

El Ayuntamiento está más cerca de desencallar los problemas derivados por la declaración de Zona Acústicamente Saturada en las tascas de Castelló, o al menos de suavizarlos. El consistorio busca un cambio en la ley autonómica que permita salir de la ZAS y declarar en esas calles adyacentes a la plaza Santa Clara una zona gastronómica tradicional, que permitiría consumir alcohol en la calle sin necesidad de las restricciones actuales, que solo permiten hacerlo en mesas y veladores.

En la actualidad existe una disparidad de criterios en los límites horarios que fijan en su legislación contra la contaminación acústica las diferentes administraciones. Así, mientras la ordenanza municipal y la legislación estatal establecen el periodo en el que el máximo de decibelios es de 45, entre las 23.00 horas y las 7 de la mañana; en la normativa autonómica se avanza ese horario a las 22.00 horas. Este hecho está teniendo consecuencias que se pretenden evitar. Hasta ahora en las sentencias judiciales, por ello, prevalece el criterio autonómico al ser más restrictivo.

Beneficios

Para aclarar el marco normativo, el Ayuntamiento de Castelló ha instado a la Generalitat valenciana a adecuar su legislación. De esto se beneficiaría colateralmente el espacio de las tascas porque, explican fuentes consistoriales, es a partir de las 22.00 horas cuando el nivel de decibelios se dispara en la zona, según las mediciones realizadas que se están estudiando, y donde se ha apreciado también una disminución por la influencia del covid. La reducción del límite de decibelios ayudaría a cumplir las condiciones para salir de la ZAS. En ese caso, el Ayuntamiento impulsaría la declaración de la zona gastronómica tradicional, eso sí, manteniendo el cierre a las 22.30 horas.

Cabe recordar que la ZAS de las tascas comprende actualmente las calles Barracas e Isaac Peral, así como diferentes tramos de las calles Mayor y Vera, y la propia plaza Santa Clara. En el marco de las medidas adoptadas en los últimos años para lograr rebajar el nivel de ruido y, de este modo, suavizar las restricciones, el Ayuntamiento ha emprendido campañas de concienciación entre los usuarios de las tascas, así como reuniones periódicas con los propietarios y los establecimientos de la zona. 

Compartir el artículo

stats