Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EN UN EDIFICIO DE LA PLAZA DE LA PAZ

La pugna de Ayuntamiento y vecinos aleja el repintado del mural de Ripo en Castelló

Los residentes no están dispuestos a pasar «otro calvario» si vuelve a haber grietas

Imagen de archivo que refleja el mural 'Los Titiriteros', actualmente desaparecido.

El repintado del mural Los Titiriteros de Ripollés parece lejos de volver a la fachada del edificio de la plaza de la Paz de donde fue eliminado durante el pasado verano.

Las opiniones encontradas entre los vecinos del edificio y el Ayuntamiento de Castelló todavía frenan la falta de acuerdo a pesar de haber transcurrido tres meses desde que la concejala de Cultura, la nacionalista Verònica Ruiz, se comprometiera a encontrar una solución para la restauración de la pieza. La resolución aún está por llegar y ser una realidad.

Según ha podido saber este periódico de fuentes vecinales, la mayoría de los propietarios de las viviendas de esta finca de la plaza de la Paz no están dispuestos a volver a «pasar por el calvario de los últimos cuatro años que nos han supuesto las molestias y problemas derivados de las grietas y las filtraciones de agua generadas en la mediana donde se encontraba la pieza pictórica» y que no podían reparar porque el consistorio no les concedía la licencia. Además, han tenido que hacerse cargo de cuantiosos costes que solamente han sido asumidos en parte por los seguros correspondientes. Por este motivo, no tendrían interés en que dicho mural se repintara ya que la existencia, de nuevo, de esta obra generaría la misma situación de crisis en el caso de que volvieran a aparecer las grietas. De hecho, por el momento, y según las mismas fuentes vecinales, esta cuestión no se ha debatido en ninguna reunión de la comunidad de propietarios.

Imagen actual de la fachada del edificio de la plaza de la Paz sin el mural 'Los Titiriteros'. MEDITERRÁNEO

Pasan los meses

Y, ante esta situación y con la excusa de que los vecinos no han contestado al escrito que la edila de Cultura les remitió a los residentes para que autorizaran o no la reposición el pasado mes de octubre, el Ayuntamiento continúa sin mover ficha. La decisión de restituir la obra de Ripollés (por un pintor que no fuera él, tal y como confirmó el propio artista) sigue en el aire desde este verano, que fue cuando se retiró la alegoría a los titiriteros y dejó de formar parte del denominado Museo al Aire Libre.

«Los vecinos no han contestado a la carta que les enviamos», afirmaron fuentes oficiales de Compromís a este periódico. 

Compartir el artículo

stats