Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A LA ESPERA DE QUE LOS TRÁMITES JURÍDICOS FINALICEN DEFINITIVAMENTE

La consolidación del Pativel abriría la puerta a los chiringuitos en junio en Castelló

Permitiría al gobierno local pedir el cambio de calificación de las playas Gurugú y Pinar

Imagen de archivo del montaje de los chiringuitos en la playa de Castelló. GABRIEL UTIEL

La consolidación jurídica del Pativel (Plan de Acción Territorial de la Infraestructura Verde del Litoral de la Comunitat valenciana) por el que se rige la calificación de las playas de Castelló y que limita la apertura de los chiringuitos abriría la puerta a que estas instalaciones pudieran inaugurar el 1 de junio, tal y como defienden el Ayuntamiento de Castelló y los empresarios afectados. La estimación por parte del Tribunal Supremo (TS) del recurso presentado por la Abogacía de la Generalitat y que invalida la sentencia del TSJCV que anulaba el Pativel no supone la última palabra sobre este documento. Habrá que esperar hasta la conclusión definitiva de este proceso judicial para que el consistorio pida el cambio de calificación de dos arenales castellonenses.  

De esta forma, según ha podido saber este periódico, en cuanto haya una sentencia definitiva al respecto, el consistorio solicitará a la Generalitat valenciana que le otorgue a las playas del Gurugú y Pinar la idoneidad de urbana 1 (ahora tienen la 2) para que el periodo de anidación del chorlitejo patinegro, previsto hasta el 30 de junio, no afecte, en ningún caso, a la inauguración de los chiringuitos a primeros de junio.

Visita de los técnicos

Esta petición es una de las cuestiones que ya barajaba el Ayuntamiento de la Plana el pasado año pese a que no se pudo llevar a cabo para esta temporada. Así, los propietarios de estas instalaciones turísticas y de los servicios de playa están abocados a abrir, como pronto, para la festividad de San Juan.

Según adelantó este diario la semana pasada, los últimos contactos mantenidos entre el Ayuntamiento y la dirección general de Medio Ambiente, van encaminados a que los técnicos de la administración autonómica visitaran la zona para emitir cuanto antes un informe que permita la apertura. De hecho, el viernes se personaron en el Serradal, Gurugú y Pinar para analizar si existe presencia del chorlitejo patinegro.

Hay que recordar que otra de las opciones que maneja la alcaldesa para poner fin a la apertura de estos bares playeros en los días ya cercanos a julio es subirlos a la zona de paseo de Ferrandis Salvador. Pero, para ello, es necesaria la remodelación de este vial que el consistorio quiere realizar con fondos de la Unión Europea. 

Compartir el artículo

stats