Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CD CASTELLÓN

¿Por qué el Castellón juega el domingo en el estadio del Espanyol?

El RCDE Stadium dista un mundo del Nou Municipal, donde el Cornellà jugaba hasta la pasada temporada

Imagen panorámica del RCDE Stadium, la 'casa' del Espanyol. RCD ESPANYOL

La visita a la Unió Esportiva Cornellà ha pasado de ser casi un dolor de muelas a, prácticamente, el desplazamiento más atractivo. ¿Por qué? Pues porque el equipo verde ha pasado de jugar en el Nou Municipal de Cornellà de Llobregat, incómodo para los equipos por su césped artificial en muy mal estado e incómodo también para las aficiones visitantes por su escaso aforo (1.500 espectadores) y ubicación. Sin embargo, la mudanza al RCDE Stadium, pese a que solo es una cuestión de metros, no ha sido por decisión propia del Cornellà, sino obligada por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). Ahí jugará el CD Castellón, este domingo a las 16.00 horas.

Nuevos requisitos en las instalaciones

El Cornellà ha sido uno de los clubs damnificados por los nuevos requisitos obligados por la RFEF a los equipos de Primera Federación, en materia de instalaciones, en la segunda temporada de vida de la que es la tercera categoría del fútbol nacional (y primera fuera del fútbol profesional). El Castellón ya no jugará más en césped artificial. Ha desaparecido el del Andorra, al ascender a LaLiga SmartBank; y también el del otro club de su grupo que lo tenía, el Cornellà. Además, aunque la media de las afluencias de público han estado por debajo de los 4.000 espectadores, la RFEF ha elevado los aforos de los estadios a ese registro. Eso sí, la obligación federativa de que existan gradas perimetrales en todo el estadio cuenta con una moratoria de una temporada más, aunque el organismo que preside Luis Rubiales puede limitarlas, en caso de existir «impedimentos urbanísticos». Por otro lado, para poder retransmitir los partidos, con unos mínimos estándares de calidad, los encuentros, cuando no haya luz diurna suficiente, requerirán de una iluminación artificial en los estadios que no esté por debajo nunca de los 600 luxes.

De ahí que la UE Cornellà tuviera que buscarse la vida. Inicialmente, iba a desplazarse unos kilómetros hasta el campo de La Bòbila de Gavà, de tan infausto recuerdo para el Castellón (ahí se escapó un ascenso a Segunda B, en 2016... por penaltis), pero llegó el gran acuerdo.

El acuerdo

El RCD Espanyol y el Ayuntamiento de Cornellà sellaron la colaboración que posibilita que la UE Cornellà dispute sus partidos oficiales en el RCDE Stadium durante la temporada 2022/2023 y pueda, así, cumplir con las exigencias que marca la RFEF. Los periquitos cumplen así con el apoyo a los conjuntos catalanes que han requerido su ayuda y da respuesta a la voluntad del club, así como del Ayuntamiento y de la UE Cornellà amplió su colaboración a nivel institucional, social y deportivo entre los clubs y con el consistorio.

En este convenio, vigente durante esta temporada, también hay espacio para otras propuestas de colaboración que se irán implementando a lo largo de esta campaña y que, además de tener una vertiente económica positiva para la entidad blanquiazul, permitirán establecer nuevos vínculos de cooperación mutua que favorezca el desarrollo urbanístico y la actividad del RCD Espanyol en sus instalaciones y en el municipio con el objetivo compartido de crecer y ofrecer la mejor propuesta a los aficionados de la entidad ya todos los residentes del municipio y del Baix Llobregat.

Del mismo modo, este convenio de colaboración, que establece criterios claros de uso y obligaciones de las partes en relación con la conservación de la instalación perica, abre la vía a una colaboración preferencial entre el RCDE y la UE Cornellà en el ámbito del fútbol base y ofrecerá ventajas a los socios de ambos equipos. 

Compartir el artículo

stats