Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Conselleria ya posee los informes

Indecisión en Cultura para actuar en la iglesia de Artana

Cinco meses tras la paralización de la obra sigue sin determinarse el futuro de la fachada

Indecisión en Cultura para actuar en la iglesia de Artana

Indecisión en Cultura para actuar en la iglesia de Artana

Cinco meses después de que la presión vecinal obligara a paralizar las obras de restauración de la fachada de la iglesia de Artana, la Conselleria de Cultura sigue sin pronunciarse sobre cuál es la mejor opción a la hora de proteger la edificación, si con el enlucido de hormigón, propuesto por el obispado, o una imprimación especial que deje al descubierto la construcción en piedra original, como abogan algunos vecinos.

En medio de una intensa polémica, pues quienes se oponían a la ejecución de la reforma como estaba prevista hacían guardia para evitar que la firma contratada ejecutara el encargo para el que les habían contratado, el Consell Valencià de Cultura, a petición de las personas movilizadas, emitió un informe a favor de su tesis.

En el mes de agosto, desde la Generalitat decidieron solicitar dos informes técnicos más, para tomar una decisión argumentada y contrastada. El encargo se trasladó a la Real Academia de las Bellas Artes de San Carlos y a la Universitat Jaume I. En primera instancia se aseguró que sus resoluciones estarían a lo largo de septiembre.

Pero no ha sido hasta ahora cuando Cultura ha confirmado que tienen los documentos con la postura de ambas instituciones. "Los técnicos de la dirección territorial van a ponerse a analizarlos para durante las próximas semanas, emitir un informe al respecto", confirmaron desde el Consell.

Paralización obras

Desde que los vecinos movilizados lograron paralizar las obras el pasado mes de julio, el templo de San Juan Bautista aguarda una respuesta de la administración con la fachada norte al descubierto, sin ningún tipo de protección de las inclemencias meteorológicas. Aunque desde Conselleria apuntaron que, en el caso de detectarse cualquier filtración, se actuaría para controlarla, hasta que la intervención se reanude en un sentido y otro.

Como ya apuntó Mediterráneo el 28 de julio, el Consell Valencià de Cultura desaconsejó en su resolución lucir el muro y, en consecuencia, mostró su apoyo a una opción arquitectónica que permita conservar a la vista la construcción de piedra en seco original. Permitiría así que queden expuestas las diferentes épocas constructivas que salieron a la luz, cuando se retiró el revestimiento liso que las cubría y que iba a ser restaurado en la iglesia de Artana.

Compartir el artículo

stats