Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

DESAJUSTE EN LA OFERTA Y LA DEMANDA DE EMPLEO EN LAPROVINCIA

El interior de Castellón urge camareros pese a haber 5.200 parados interesados en el sector

Labora y alcaldes unen fuerzas para buscar soluciones a la falta de mano de obra

La Casa dels Caragols, en Castelló, fue el marco de la reunión entre representantes del Consell y alcaldes del interior.

La Casa dels Caragols de Castelló, delegación territorial de la Generalitat en Castellón, acogió ayer una importante reunión entre el Servicio Valenciano de Empleo y Formación Labora, representada por el secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedeu; la directora general de Empleo y Formación de Labora, Rocío Briones; la directora general de la Agenda Valenciana Antidespoblament (Avant), Jeannette Segarra; así como alcaldes y representantes de municipios del interior de Castellón con el fin de analizar la situación crítica de falta de personal que sufren diversos sectores, en especial la hostelería, una problemática de la que se ha hecho eco este periódico en reiteradas ocasiones.  

En el encuentro se pusieron sobre la mesa algunas cifras que constatan un desajuste entre las ofertas de empleo y la demanda de trabajo que consta en el servicio de búsqueda de trabajo de la Generalitat. En este sentido, Nomdedeu evidenció que «en la provincia hay 5.200 personas inscritas en puntos Labora dispuestas a trabajar en la hostelería». Estos números evidencian, según su criterio, que «muchas ofertas no llegan a este servicio, porque se recurre a otros medios para su publicación, extremo que imposibilita a la Generalitat facilitar el encuentro entre empresariado y demandantes de empleo». 

Para tratar de solucionar estos problemas y trazar una mayor comunicación con el Consell, Segarra anunció la convocatoria de reuniones comarcales. «La administración estará a pie de obra con alcaldes y empresarios para buscar las mejores soluciones», indicó.

Dificultades

No obstante, la directora de Avant admitió que se enfrentan a un problema «difícil», porque son muchos los factores que dificultan atraer gente al interior, como «la distancia, el transporte o el acceso a la vivienda».

Los representantes de municipios turísticos de interior valoran positivamente el encuentro, aunque advierten que «la solución es difícil y no llegará a corto plazo», como señaló el secretario del consistorio de Culla, Paco Bellés. Este señaló que la primera medida que urge adoptar es «que desde los ayuntamientos pueda facilitarse información de ayudas y métodos de publicación de ofertas de trabajo a empresarios para canalizarlo todo a través de canales oficiales». 

En una línea similar se pronunció el primer edil de Morella, Rhamsés Ripollés, presente en la reunión. «Es necesario mejorar la difusión de ofertas, los incentivos y ayudas a las empresas, así como la creación de planes de empleo acordados con el sector y que incentivan las prácticas y la formación». Ripollés señalo el centro CdT de la Fábrica de Giner como espacio formativo: «Puede ser una pieza importante de apoyo a la hostelería y la restauración, puesto que cuenta con alojamiento para la gente, ya que el acceso a la vivienda es otro de los graves problemas que existen en la ciudad».

Por su parte, su homóloga de Cinctorres, Mireia Mestre, también valoró «el interés de Labora por atajar el problema de falta de mano de obra» y señaló la importancia de establecer «una mayor comunicación con el empresariado del interior de Castellón con Conselleria para que puedan exponer su situación y reivindicaciones en un momento crítico». 

Compartir el artículo

stats