Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LAS COMISIONES RETOMAN SU ACTIVIDAD

La Vall adquiere cerca de 20 toros que exhibirá durante abril y mayo

La comisión de fiestas de Sant Antoni Abad anuncia la compra de cuatro astados en el debut de Calejo Pires

Estos cuatro ejemplares serán exhibidos, si la pandemia no lo impide, en las celebraciones de Sant Antoni Abad y supondrán la presentación en España de la ganadería portuguesa Calejo Pires. Mediterráneo

El 2022 empieza de una manera muy distinta a como lo hizo el 2021 en la Vall d’Uixó por lo que respecta a los bous al carrer. Si el año pasado se caracterizó por la suspensión de la práctica totalidad de los festejos --de las 23 o 24 comisiones organizadoras (dependiendo de los años) solo dos exhibieron toros, ambas en el mes de octubre--, esta temporada empieza a arrojar cifras que nada tendrán que ver con las dos precedentes.

No en vano, únicamente entre abril y mayo saldrán a las calles de la ciudad casi 20 toros en dos fiestas.

Empezarán, como es habitual, las patronales de Sant Vicent Ferrer, en abril. La comisión confirmó a finales del 2021 la adquisición de tres animales de Santiago Domecq, Julio de la Puerta y Domínguez Camacho, a los que se sumarán los patrocinados por las peñas, que estarían por confirmar en número. En el mes de mayo, si la pandemia no lo impide, será el turno de Sant Antoni Abad, con diez ejemplares comprados.

Estreno en España

De ese total, cinco ya tienen nombre. Según avanza el presidente de la comisión, José Antonio Pérez, exhibirán un ejemplar de la ganadería salmantina de Ana Isabel Vicente, y cuatro cuya presencia en un recinto taurino es novedad, la que supone el debut en España del hierro portugués de Calejo Pires.

En Sant Antoni Abad se vieron obligados a aplazar su 20° aniversario en el 2021, por lo que la efeméride tendrá lugar este año, con la colaboración en el apartado taurino de varias peñas: El Plàstic, Amics de l’Assumpció, Gent del Bar, l’Aniversari, el PET y Amics de Sant Antoni. Con todo listo, confían en que la situación mejore y no tenga que cambiar los planes.

Falta por confirmar si las celebraciones de la Colonia Segarra se animan también a recuperar la actividad --en mayo--, porque en ese caso, el número de toros en los dos primeros meses de la temporada vallera aumentaría. Todos coinciden en que hay prepararse para la vuelta de la normalidad. 

Compartir el artículo

stats