Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SERÁ DE LOS MÁS GRANDES Y MODERNOS

Orpesa construirá este año un ecoparque en el polígono de la Catalaneta

Las obras supondrán una inversión de casi 300.000 euros del Consorcio de Residuos de la Plana Alta

La parcela ha sido cedida gratuitamente por el Ayuntamiento y tiene una extensión de 5.000 metros cuadrados. Eva Bellido

Orpesa contará con un ecoparque fijo que construirán a lo largo de este 2022, con una inversión que rondará los 300.000 euros. La instalación estará situada una parcela del polígono de la Catalaneta, que tiene una extensión de unos 5.000 m², y que ha sido cedida por el Ayuntamiento al Consorcio de Residuos de la Plana Alta, que se encargará de financiar la ejecución de las obras. 

El concejal de Medio Ambiente, Jordi Llopis, explicó en una visita a la zona que esta cesión «se ha realizado hasta el 5 de marzo del 2037, es decir, durante un periodo de 15 años». Además, el edil apuntó que «la planta de reciclaje será de tipo B, de las más grandes y nuevas que hay, lo que resultará muy positivo para el municipio».

Por su parte, la alcaldesa, Araceli de Moya, aclaró que han negociado «una cláusula que recoge que, si a partir del quinto año el polígono industrial presenta un desarrollo suficiente para dedicar la parcela al sector industrial, se pueda reubicar el ecoparque». 

Un pleno de carácter ordinario aprobó la semana pasada la donación gratuita del terreno al consorcio de residuos, con los votos a favor de PSPV, Ciudadanos y Compromís, y en contra del PP.

Después de años de paralización de este proyecto, van «a poder hacer realidad el ecoparque fijo para la localidad, un servicio muy reclamado desde hace tiempo». «Una iniciativa que, asimismo, va a suponer una mejora para nuestras prestaciones», añadió el concejal encargado del área.

Mantendrán el ecoparque móvil

El objetivo del Ayuntamiento es mantener el dispositivo móvil para la recogida de plástico, pilas y mobiliario pequeño y dejar en la futura instalación los residuos de mayor envergadura, como es el caso de los electrodomésticos, detalló Llopis. Y es que hasta ahora los vecinos debían trasladarse hasta Torreblanca para reciclar voluminosos.

El consistorio amplió los servicios del ecoparque móvil en el 2020 y lo trasladó a la calle Ribera Forner (en la explanada ferial, junto a la plaza de toros), un espacio mucho más accesible para los vehículos y con más capacidad para dar respuesta a esta ampliación. El recinto sumó tres nuevos contenedores (poda, escombros y voluminosos), incorporados a los materiales que ya recepcionaban, como aceite, pilas, electrodomésticos o móviles, entre otros.

Compartir el artículo

stats