Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CON CERCA DE UN MILLÓN DE EUROS DE INVERSIÓN

Burriana empezará en verano la reforma del centro cultural La Mercé

El proyecto está acabado y en marzo saldrá a licitación el contrato de las obras

Estado actual del jardín arqueológico del centro cultural La Mercé, en Burriana. Isabel Calpe

El Ayuntamiento de Burriana da luz verde al proyecto de rehabilitación del Centro Municipal de Cultura (CMC) La Mercé, con una inversión de casi un millón de euros. La empresa El Fabricante de Espheras ha sido la encargada de la redacción del plan y, en estos momentos, se están elaborando los pliegos que regirán la contratación de las obras. La previsión que maneja el ejecutivo es iniciar los trámites administrativos en marzo para arrancar la reforma en verano, momento en que la actividad en el recinto desciende.

El concejal de Cultura y Patrimonio, Vicent Granel, informó que, finalmente, el coste de las labores ha crecido cerca de un 20%, de los 800.000 euros calculados en el comienzo. El motivo ha sido la incorporación de mejoras en la eficiencia energética, «que repercutirán favorablemente en eliminar las humedades que impiden respirar al inmueble», apuntó el edil. Este será uno de los cambios visuales más significativos, puesto que se eliminarán todos los aparatos de aire acondicionado instalados en la pared del jardín arqueológico.

En este pequeño montaje, se puede ver en la imagen de la izquierda el estado actual del jardín arqueológico y en la de la derecha, una infografía cómo quedará tras las obras, en las que eliminarán los elementos impropios para ganar espacio.

En este punto, situado en el acceso por la calle Sant Pere Pasqual y denominado comúnmente como El Corralot, también han planeado eliminar la rampa de acceso actual y la pérgola de la planta superior, la cual se encuentra en muy mal estado. Además, reducirán el tamaño de la fuente para ganar más espacio. El objetivo es, detalló el concejal Granel, «hacerlo más diáfano y utilizar este enclave para celebrar conferencias o presentaciones al aire libre». 

Fachada renovada

Otro de los objetivos del plan es acabar con las escorrentías que afean y perjudican todos los elementos de las fachadas que dan a la plaza la Mercé y calle la Tanda. Para ello, va a sustituirse el canalón para facilitar la evacuación del agua, cambiarán el zócalo actual por uno con cámara ventilada, se cambiará toda la carpintería de los elementos exteriores y, finalmente, efectuarán las tareas de pintura

El tercer eje de este proyecto será la ampliación del almacén arqueológico gracias a la ejecución de nuevas estanterías de obra para el depósito de las piezas del museo en el callejón trasero y que contarán con una cubierta opaca y lucernarios en varios puntos.

Compartir el artículo

stats