Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fuentes de la Sareb, propietaria de los inmuebles, confirman que hay okupas en hasta seis viviendas

Refuerzan la vigilancia policial en el edificio tomado por okupas en Benicàssim

La Guardia Civil y los agentes locales patrullan por la zona de la finca situada en la calle Bad Salzdetfurth

Agentes de la Policía Local y la Guardia Civil se personaron este miércoles para controlar la situación en la finca de Benicàssim. Eva Bellido

Los cuerpos de seguridad reforzaron este miércoles la vigilancia en el edificio okupado del centro urbano de Benicàssim tras la información publicada por Mediterráneo. Varios coches de Policía Local y la Guardia Civil patrullaron por la calle Bad Salzdetfurth, frente al bloque en cuestión, que se encuentra concretamente en el número 9-B, junto a un conocido bar y muy cerca de la plaza de Los Dolores.

Asimismo, también acudieron al lugar varias furgonetas de la compañía Iberdrola, según explicaron vecinos de este barrio.

La finca tiene 11 pisos seminuevos, todos en venta y propiedad de la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria, la Sareb (banco malo), a excepción de uno que fue comprado por un particular hace unos meses. Al parecer, había otro reservado, pero el interesado se ha echado para atrás. 

Hasta 6 pisos okupados

Fuentes de la Sareb confirmaron a este periódico que calculan que hay «seis pisos ocupados», uno más de los que se cifraban inicialmente, y que interpusieron la correspondiente denuncia hace unas dos semanas.

Doble ilegalidad: los asaltantes entraron por la azotea y cambiaron la cerradura, y después empezaron a alquilar las viviendas a otras personas

decoration

No obstante, señalan que ya no pueden hacer más que esperar a que se resuelva el procedimiento judicial: «Estamos a la espera de lo que vaya diciendo el juez, más no podemos hacer, como cualquier otro propietario que esté en la misma situación. Será el juez el que establecerá los tiempos».

Desde el Ayuntamiento indicaron que el asunto «está judicializado», por lo que no pueden hacer ni decir nada sobre la problemática.

Aun así, los afectados y vecinos de la zona buscan amparo en el consistorio y piden que tomen las medidas que estén en sus manos para que estas personas desalojen el edificio y evitar que se produzcan próximas okupaciones en el municipio. «Benicàssim es una localidad muy tranquila, donde no son habituales este tipo de casos y no se puede dar esta imagen de que la okupación de casas aquí es fácil o posible. Puede tener un efecto llamada», manifiestan algunos residentes, que muestran la «inseguridad» que sienten en estos momentos ante la situación. 

El bloque está situado en la calle Bad Salzdetfurth, cerca de la plaza de Los Dolores. Eva Bellido

Víctima de mafias

"No se puede dar esta imagen de que la okupación de casas en Benicàssim es fácil o posible. Puede tener un efecto llamada"

decoration

Los vecinos alertan que hay detrás mafias okupas. Primero asaltaron el edificio, entrando por un portal próximo y accediendo por las azoteas, ya que el bloque cuenta con una puerta especial antiokupa, que evitó que entraran por ahí. Al parecer, rompieron el cerrojo de la puerta de la terraza, según detallan algunos testigos. 

Después, «procedieron a cambiar las cerraduras de las casas y ya con llaves en mano traen personas a vivir cobrándoles una tarifa», relatan. «Los okupas que hay en las casas dicen que pagaron 1.000 euros y 250 euros al mes por el alquiler», trasladan.

"Parece ciencia ficción"

Los residentes del barrio añaden que las personas que habitan actualmente el edificio «están haciendo uso del ascensor, sin el correspondiente contrato con industria. Ya entran y salen con su llave por la puerta del portal antiokupa. Parece ciencia ficción que esto esté pasando en Benicàssim».

Además, recuerdan que a raíz del asalto de la finca, se produjeron incidentes como robos en los trasteros y un incendio que obligó a desalojar a casi un centenar de vecinos durante la madrugada. 

Compartir el artículo

stats