Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El recinto deportivo lleva cerrado al público desde marzo del 2020, hace casi dos años

Benicarló acelera los trámites para desbloquear la apertura de la piscina

El pleno aprueba una ordenanza para aceptar los precios que plantea la empresa adjudicataria

El pleno de Benicarló abordó las novedades relacionadas con la piscina. Alba Boix

La piscina municipal de Benicarló está un poco más cerca de volver a abrir sus puertas. Cerrada desde la irrupción de la pandemia, en marzo del 2020, hace prácticamente dos años, el Ayuntamiento dio un paso más para desbloquear el regreso de este servicio al aprobar en pleno la ordenanza que regula los precios públicos para usar el recinto que propone la única empresa (una UTE) que se presentó en esta ocasión al concurso y pujó por el contrato, a diferencia del primero, donde quedó desierto.

La medida salió adelante con los votos a favor del equipo de gobierno (PSPV) y del PP, la abstención de Ciudadanos y el no de Compromís. La ratificación de esta ordenanza desestima las propuestas formuladas por el Club Natació Benicarló y el Club Triatlón Basiliscus, que pedían, entre otras reivindicaciones, la exención del pago por usar las instalaciones para sus entrenos. Estas entidades consideran que se trata de un «agravio comparativo con el resto de clubs, que no pagan por la utilización de instalaciones municipales».

Críticas de la oposición

Los grupos de la oposición afearon al ejecutivo que «el proceso de participación pública no se ha hecho bien». Así se lo recriminó la portavoz de Compromís, Marta Escudero, que recriminó que los dos clubs «dicen que no sabían nada del proceso abierto y que no han podido manifestar su opinión». Remarcó también que sabían que los nuevos precios públicos de la piscina afectarán, pero no eran conscientes de «hasta qué punto iban a influir en la viabilidad» de estas entidades. 

A su juicio, les supondrán «pérdidas económicas muy importantes» y puso como ejemplo que el Club Natació Benicarló «gastaba antes del cierre de la piscina 39.000 euros y ahora, con los nuevos precios, pasará a 84.000».

Réplica del PSPV

Como respuesta, el concejal de Economía y Hacienda, Carlos Flos, lamentó que lo que piden los clubs «no es posible». «Estoy seguro de que la empresa concesionaria llegará a un acuerdo con los clubs, como pasó con la anterior empresa», dijo. Y subrayó el elevado coste del mantenimiento de la piscina municipal, a la par que se comprometió a acompañar a las entidades durante los acuerdos comerciales. «El Ayuntamiento estará a su lado para garantizar su viabilidad y para que se llegue a un buen acuerdo», aseguró Flos. 

Compartir el artículo

stats