Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis en el equipo de gobierno

PP y Cs pactan inversiones en Benicàssim, pero el acuerdo de presupuestos se aleja

Ratifican en solitario destinar 3,2 millones de € para mantenimiento urbano, playas y centros deportivos

La oposición recriminó la falta de un presupuesto para este 2022, mientras PP y Ciudadanos defendieron la opción de trabajar con unas cuentas prorrogadas. | MEDITERRÁNEO

El bipartito del Ayuntamiento de Benicàssim mostró ayer consenso en el pleno para poder llevar adelante inversiones importantes para la ciudad este año, pese a la crisis acentuada en las últimas semanas entre los socios del ejecutivo, PP y Cs, que ha imposibilitado acordar el presupuesto 2022.

Todo parece indicar que el equipo de gobierno, con la alcaldesa, Susana Marqués, al frente, toma el camino de trabajar con unas cuentas prorrogadas, ante la dificultad de llegar a un consenso en algunas partidas, como las de Turismo. La portavoz de Cs y edila del área, Cristina Fernández, explicó sobre las inversiones ratificadas ayer que «son una parte del presupuesto que sí respaldamos».

El paquete al que se dio luz verde incluye 38 iniciativas, con proyectos esperados como la dotación de mobiliario para abrir el centro especial de atención al mayor (CEAM), una nueva fase de prolongación de la CV-149, la ampliación del cementerio, adecuación de los edificios comprados en la calle Bayer y Bodolz, y mejoras en sedes deportivas, educativas, playas y eficiencia energética.

Todas estas iniciativas serán financiadas con remanentes y mediante créditos, tal y como explicó el concejal de Economía, Arturo Martí. Marqués lamentó que «los grupos de la oposición han votado en contra y no han centrado los debates en estos puntos del día tan importantes», que les van «a permitir seguir creciendo en inversiones necesarias y seguir atendiendo las mejoras que demandan los vecinos», argumentó.

Y es que tanto el PSPV, como Compromís y Ara centraron sus intervenciones en recriminar la «incapacidad» del bipartito para llegar a un acuerdo cara a aprobar un presupuesto para el 2022, además de lamentar que Marqués «no se haya dirigido en ningún momento a los grupos de la oposición para sentarse a hablar y dialogar». Mostraron su predisposición para buscar un consenso y tratar de tener nuevas cuentas.

También dejaron claro que están a favor de muchas inversiones, pero contra el procedimiento con modificaciones de crédito.

Por otro lado, salió a relucir el cisma en Ciudadanos, que crece con nuevas discrepancias entre las concejalas del partido y Javier Alonso (ex del PP). Y, por primera vez en un pleno, sus votos fueron diferentes en un punto, el relativo al pago a unos proveedores.

Fernández y Natividad Alonso votaron contra el abono de una factura del área de Cultura, que dirige su compañero, para «investigarla y clarificarla», al tener reparo del técnico. «No permitimos irregularidades, aunque sea de un edil de nuestro grupo», dijo Fernández. El pago se aprobó con votos a favor del PP y de Javier Alonso. Desde Cs acusaron a Alonso de «desleal», al estar más cerca del PP, pese a ir en la lista naranja.

Compartir el artículo

stats