Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La primera fase será la comprendida desde la nueva rotonda de Mohíno hasta la 'escoleta' Pintor Tasio

Benicàssim proyecta la extensión de la CV-149 hasta el casco urbano

El Ayuntamiento destina 344.000 € para ejecutar este plan y poder iniciar el primer tramo del vial

El consistorio pretende continuar con la prolongación de la CV-149 para ir aproximándola hasta el núcleo urbano. Eva Bellido

Benicàssim ejecutará este año el proyecto de prolongación de la CV-149 hasta el casco urbano, una de las principales reivindicaciones de los vecinos en materia de movilidad. De esta forma, sí se lograría el objetivo de descongestionar el tráfico y reducir las colas que se forman durante la temporada estival en las entradas del municipio, como ocurre en la Gran Avenida Jaime I, en la N-340 y por Ferrandis Salvador.

Actualmente, la autovía de la CV-149 conecta Castelló con una nueva rotonda en la avenida Mohíno, tras la obra ejecutada el pasado ejercicio, que consistió en una extensión de la carretera de alrededor de 600 metros desde la glorieta de la Paella. No obstante, una vez en Mohíno, los vehículos deben continuar circulando por la Gran Avenida o la N-340 para llegar hasta el núcleo urbano.

El Ayuntamiento destina este 2022 un presupuesto de 344.000 euros para continuar con este plan de ir aproximando esta autovía hasta el pueblo. Esta fue, además, una de las inversiones que se acordaron como prioritarias hace varios años por todos los grupos políticos de la corporación municipal, en atención a las demandas planteadas por los ciudadanos. 

Del importe total consignado, una cantidad de «54.000 euros estará dirigida a la redacción del proyecto de prolongación hasta el bulevar», según explica la alcaldesa, Susana Marqués. Este será el que definirá cómo se tendrá que desarrollar la actuación para conectar la CV-149 con el casco urbano y los diferentes tramos, ya que se trata de un plan de gran envergadura que supondrá un desembolso económico grande y se tendrá que ejecutar por fases. 

El resto del montante de este año, los 290.000 euros, se prevé para poder iniciar los trabajos de construcción del primer tramo de esta extensión de la autovía, que se estima que irá desde la nueva rotonda de Mohíno hasta la Escuela Infantil Pintor Tasio, aproximadamente, según avanzó Marqués. El siguiente sería desde este punto hasta Frares y la última prolongación sería la comprendida hasta el bulevar del casco urbano.

Puente

El proyecto requerirá su tiempo, pues conlleva tres expedientes de expropiación dentro de todo el tramo, según señala la munícipe. Además, hay una dificultad añadida como es la demolición del puente de Gimeno Tomás, por lo que hay mucho trabajo por hacer, según reconoce Marqués. La construcción de toda esta carretera está incluida en el desarrollo de los sectores 3 y 4, que no se podrán urbanizar hasta que se reduzca el impacto acústico del recinto de festivales, una cuestión que se pretende solventar. 

Compartir el artículo

stats