Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LA POLÉMICA LLEGA AL PLENO

Vinaròs aprueba buscar otro local para l’Escola d’Art tras las críticas de los usuarios

Descartan ubicar su sede en el Vinalab al ser un espacio creado para usos diferentes

Fachada de la sede actual de la Escola d’Art, en la calle Fray Pere Gonell. Javier Flores

El Ayuntamiento de Vinaròs descarta ubicar l’Escola Municipal d’Art en las dependencias del centro de conocimiento Vinalab, como solicitaba el PP local, para paliar de manera rápida que alumnos y profesores tengan que seguir dando sus clases en las instalaciones actuales, que presentan grandes deficiencias. La sede se encuentra en una nave industrial, situada en la calle Fray Pere Gonell, sin ventanas, con humedades en invierno y con elevadas temperaturas en verano. 

El PP de Vinaròs presentó una moción en el pleno para pedir el cambio de edificio y sugirió el Vinalab para ubicarla y poder empezar el próximo curso en mejores condiciones. Al ser uno de los puntos más destacados del orden del día, a la sesión plenaria acudió una amplia representación de alumnos y profesores de esta escuela.

Sin embargo, el punto no fue aprobado, puesto que el Partit de Vinaròs Independent (PVI) presentó una enmienda, finalmente aprobada, en la que solicitaba que el Ayuntamiento buscara un nuevo local pero que no fuera en el Vinalab, ya que los usos para los que fue creado son diferentes. 

El PP, a través de su portavoz, Juan Amat, lamentó por ello que, aunque hubiera consenso de todos los grupos en buscar otro inmueble, los trámites serán largos y probablemente no lleguen a tiempo para el próximo curso. 

Origen de la polémica

El inicio de la controversia se remonta a las quejas de la directora de l’Escola d’Art, Cinta Barberà, que ha reivindicado en varias ocasiones (la última, a mediados de mayo, como publicó este diario) unas instalaciones en condiciones, tras más de 15 años dando clases los alumnos en un almacén sin ventanas y un mal aislamiento que hace que se hielen en invierno y se asen en los meses más calurosos, con temperaturas que alcanzan los 46 grados en su interior. 

Compartir el artículo

stats