Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PARA UNA FUTURA AMPLIACIÓN DEL ESPACIO

Adjudican la reforma de la casa anexa al Museu de la Taronja de Burriana

Se trata de una obra de urgencia por el mal estado del inmueble valorada en más de 292.000 euros

El edificio data de finales del siglo XIX y cuenta con 1.500 metros cuadrados de superficie en el centro de Burriana. Isabel Calpe

La Generalitat ha dado luz verde a la reforma de la casa anexa del Museu de la Taronja adjudicando los trabajos a la empresa Caesca, más la realización de los informes técnicos y arqueológicos por un montante que supera los 292.000 euros. Se trata de unas obras de emergencia con las que restablecer la seguridad del inmueble que se encuentra en muy mal estado.

Este es un paso más en el complejo proceso para reabrir el espacio museístico cerrado desde el año 2012, aunque, tal y como informaron fuentes municipales, son cuestiones independientes y estos trabajos responden a la necesidad de evitar daños mayores en este edificio propiedad de la Conselleria de Cultura desde el 2001.

Así lo explicó el concejal de Cultura, Vicent Granel, incidiendo en que "desde el ayuntamiento solicitamos a Generalitat la cesión del inmueble dentro de los planes que estamos llevando a cabo para que el museo sea de gestión municipal, pero obviamente, para que el traspaso sea efectivo antes tenían que realizar esta mejora".

Paso previo necesario

La adquisición se realizó en su momento para ampliar el museo con nuevas estancias e instalar un ascensor con el objetivo de cumplir la normativa de accesibilidad. Granel aludió a que "esta idea siguen en marcha, pero evidentemente, antes hay que realizar otras inversiones como la reforma del edificio principal valorada en unos 75.000 euros y la nueva museización".

Las labores que se pretenden realizar en la casa contigua incluyen el acondicionamiento general de las estancias, catas y retiradas de falsos techos, apuntalamiento de forjados, la protección exterior de la fachada y el desmontaje de la cubierta de tejas, entre otras. Las visitas técnicas para valorar el estado de la casa concluyeron que la degradación era palpable.

Cabe reseñar que en 2006 el ente autonómico ya tuvo que actuar de emergencia en este edificio de finales del S. XIX y de 1.500 m2 de superficie con el apuntalamiento de varias estancias, la sustitución de viguetas o la instalación de un protector en la fachada para evitar desprendimientos.

Avances en la esperada apertura del museo

Por el momento, los pasos para reabrir las puertas de este espacio único ubicado en la calle Mayor del municipio son lentos, pero seguros. Granel informó que "estamos a la espera de que Conselleria de Cultura de el último visto bueno a los estatutos y poder así reactivar el nuevo patronato de la fundación".

La mayoría de piezas ya están en el tablero ya que el consistorio tiene reservados los 160.000 euros para pagar la deuda que motivó el cierre del enclave y, en cuanto la cuestión administrativa quede resulta, serían desbloqueados. Cabe recordar que el pasado mes de julio, la consellera de Cultura, Raquel Tamarit, mantuvo un encuentro con los representantes municipales para aprobar la constitución del nuevo patronato y la propuesta de modificación de los estatutos de la institución.

La presidencia la ostentará la alcaldía y estarán como vocales natos las concejalías de Cultura, Turismo y Hacienda. La Generalitat estará representada por la Dirección General de Cultura, y tendrá un miembro la Fundació Cañada Blanch, y Joan Manuel Calpe, como secretario.  

Compartir el artículo

stats