Ximo Puig seguirá al frente del PSPV para pilotar el paso del partido a la oposición. El secretario general de los socialistas valencianos continuará en su puesto al frente de la federación valenciana del puño y la rosa pese a la derrota electoral del pasado domingo que supondrá su salida del Palau de la Generalitat y su paso a la oposición. Así lo ha comunicado Puig después de reunir a su ejecutiva.

"Quiero comunicar que he aceptado el mandato de la ciudadanía respecto a mi posición y la de mi partido en estas elecciones, ha dicho quién tiene que ser gobierno y quién tiene que ser oposición, tiene que haber un buen gobierno y una buena oposición y yo voy a liderar la alternativa de futuro para la Comunitat Valenciana" ha indicado Puig.

El líder de los socialistas ha indicado que se queda al frente del PSPV "por responsabilidad con la sociedad valenciana y mi partido" con el objetivo de hacer una " oposición constructiva, de suma y determinante para atajar los desvaríos que se puedan producir".

Hasta su participación en la reunión de la dirección del partido se había barajado la posibilidad de que el presidente en funciones de la Generalitat diera un paso al lado, sin embargo, Puig ha anunciado que continuará al frente del partido, al menos, de momento.

Puig ha confirmado su continuidad tras una ejecutiva larga que ha empezado con aplausos al jefe del Consell y que se ha extendido durante casi tres horas. Muchas intervenciones de los presentes, la ejecutiva al completo, con una sesentena de personas, y todas en la misma línea: Puig debe continuar al frente del partido. Nadie ha expresado dudas en este punto.