Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

FÚTBOL

Castellón aporta una nueva portera al fútbol femenino de élite

Mar Segarra, guardameta valldeuxense del Levante, debutó hace tres semanas en la máxima categoría

Mar Segarra, la portera valldeuxense que acaba de aterrizar en Primera Iberdrola: tiene 20 años y juega en el Levante.

Los sueños se hacen realidad para quien se atreve a soñar y, sobre todo, a trabajar duro con sacrificio y humildad. Es el ejemplo de Mar Segarra, portera natural de la Vall d’Uixó, quien comenzó a hacer sus primeros paradones en el José Mangriñán, defendiendo el escudo y los colores de la UDE. 

En la temporada 2015/2016, el Levante se fijó en ella y se la llevó para jugar en el segundo filial granota, donde compitió durante dos campañas a un notable nivel. Sus grandes actuaciones hicieron que promocionara al Levante B, con el que jugó en Segunda División y, posteriormente, ya en Reto Iberdrola, tras la creación de la nueva y actual categoría de plata del fútbol femenino nacional. 

Durante su etapa en el segundo equipo levantinista, a lo largo de los últimos cuatro años, Mar Segarra fue citada en diversas ocasiones con el primer equipo como portera suplente. Sin embargo, no llegó debutar con la primera escuadra azulgrana en la máxima categoría del fútbol femenino hasta hace unas semanas. 

Estreno ante el Atlético

Y no fue en cualquier escenario. La vallera tuvo que relevar a su compañera lesionada en el campo del Atlético de Madrid, en un choque en el que el equipo valenciano terminó perdiendo, pero que Mar jamás olvidará. «Es una lástima que dos de mis compañeras sufran lesiones», lamenta la joven guardameta. Segarra, que desde muy joven ya prometía, recalca que «después de cinco años en este club, haciendo un trabajo constante, por fin me llegó la oportunidad de poder debutar».

Respecto a los instantes previos al debut en la élite del fútbol nacional, y ante un rival imponente, la cancerbera arguye: «Reaccioné bastante bien en el debut, estaba preparada para poder jugar». «Cuando se lesionó mi compañera, todo el mundo me dio ánimos; sabía que estaba preparada y todas confiaban en mí», añade la meta provincial. 

Pero si hay alguien que siempre creyó en que Mar Segarra llegaría a jugar en Liga Iberdrola, fue su familia, que siempre le apoyó, «Sabía que este momento iba a llegar», destaca orgullosa la cancerbera de la Vall d’Uixó tras ver cumplido una de sus grandes sueños. 

No obstante, la arquera reconoce que, a nivel de grupo, «el trabajo no nos está premiando como nos merecemos en las últimas jornadas». Y es que el Levante es octavo con 18 puntos, a siete de la zona Champions, que era el objetivo del cuadro valenciano, eso sí, una puntuación mermada por la sanción de tres puntos de la RFEF. 

A sus 20 años, la arquera vallera se ha estrenado en Primera Iberdrola con la máxima ilusión, aunque con la ambición de llegar para quedarse entre las mejores. Y también ha repetido en las dos últimas jornadas, ofreciendo buenas sensaciones, a pesar de las derrotas de su equipo. Hay madera de portera provincial de élite.

Compartir el artículo

stats