+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

PSICOLOGÍA DEPORTIVA APLICADA AL DEPORTE

La importancia del buen descanso para el corredor

Las vacaciones estivales ofrecen la mejor oportunidad para darle al cuerpo y la mente la ocasión de desconectar del ejercicio habitual y recargar pilas

 

El yoga permite relajarse y a la vez estirar los músculos correctamente. - MEDITERRÁNEO

MARÍA Valls
21/06/2017

Los runners no acostumbran a ser muy partidarios de descansar o tomarse unos días libres de correr. Sin embargo, el descanso es fundamental y no solo es beneficioso para el cuerpo y la mente, sino que ayuda a mejorar el rendimiento, puesto que permite al cuerpo (músculos, articulaciones, tendones, etc.) regenerarse, y a la mente le damos un más que merecido descanso.

El descanso no implica sedentarismo, sino dejar de practicar el running 10 ó 15 días, es decir, dejar de seguir un plan de entrenamiento a rajatabla con tiradas largas, series, pesas, circuitos de fuerza y resistencia... siempre pendientes del cronometro.

En verano y durante las vacaciones laborales, es importante desconectar de todo lo que hacemos habitualmente, es decir, romper nuestras rutinas para dedicarnos tiempo a nosotros y a los nuestros, así como a otras actividades para las que no solemos disponer de mucho tiempo.

Es aconsejable que las vacaciones deportivas sean de dos semanas, para que demos tiempo a cuerpo y mente a desconectar. Paea ello hay muchas actividades deportivas no competitivas recomendables para los runners, que es aconsejable realizar como puramente recreativas.

1. Paseos por la playa

Siempre en horas adecuadas, es decir, evitando las horas de extremo calor. Un paseo de entre 20 y 40 minutos por la orilla de la playa es muy reconfortante y estimulante. Nos permite seguir ejercitándonos físicamente, sin perder todo el tono muscular adquirido, y dar una tregua a nuestros pies, calzados el resto del año.

2. Yoga

Podemos entender el yoga como una práctica de meditación o espiritual, pero también es importante como una de las mejores maneras de realizar estiramientos. Estirar los músculos de manera correcta es beneficioso para el runner de cara a cerrar una temporada y preparar la siguiente.

3. Bicicleta

Salir con la bici a pasear o usar la bicicleta estática permite trabajar los músculos que el runner no ejercita durante todo el año ya que la musculatura que se ejercita con la bicicleta es la antagónica a la que se ejercita corriendo.

4. Palas

Es una actividad muy divertida, que permite ejercitar todo el cuerpo y trabajar la coordinación, los reflejos, el tiempo de reacción... Es una de las actividades deportivas estivales más practicadas en nuestras playas. Permite además interactuar con otra persona,y suele provocar carcajadas entre los participantes.

5. Nadar

Tenemos playa y piscina. Si la piscina es al aire libre, mejor. Nadar es otra terapia estival maravillosa, pues es relajante, permite desconectar y estar en contacto con el agua y no con la superficie dura tan habitual para los runners. La natación es buena para la espalda y permite al corredor ejercitar de forma amena lumbares, abdominales y brazos.

La lista de actividades que se pueden practicar en verano es muy extensa. Lo importante es que es imprescindible descansar de la práctica deportiva de correr durante dos semanas, ya que esto permite un merecido descanso a cuerpo y mente. Está científicamente demostrado que el descanso es igual o incluso más importante que la actividad física, ya que permite que el cuerpo asimile el beneficio de la actividad. Es decir, sin descanso habrá sobreentrenamiento o fatiga, nunca una mejora del rendimiento.

Por ello, es importante que integremos el descanso como parte de nuestro entrenamiento, aprovechando el periodo de las vacaciones laborales si es posible, para así retomar el running con más vitalidad y con más fuerza.

*Psicóloga Deportiva

twitter: @mvallsbarbera