+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

TRAGEDIA EN LA CARRETERA

Luto entre los camioneros de Castellón

Fallecen dos en solo 24 horas y se han registrado siete accidentes con camiones en solo nueve días

 

Imagen del último accidente mortal registrado el pasado miércoles en la CV-10. - CONSORCIO DE BOMBEROS

R. FABIÁN
14/06/2018

Los números son estremecedores. En las carreteras de la provincia de Castellón se han registrado en los últimos nueve días la friolera de siete accidentes en los que se han visto implicados camiones. Los escenarios han sido la CV-10, AP-7, A-23, N-340 y la N-225.

Los accidentes que han tenido peor desenlace han sido los dos últimos, pues han supuesto el fallecimiento del conductor. Ayer el camionero se vio implicado en una colisión por alcance con otros dos tráilers en una zona con restricciones de velocidad y unión de carriles por las obras de mejora que comenzaron el lunes en la CV-10. Los tres vehículos se incendiaron tras el choque. El conducido por la víctima mortal se convirtió en pocos segundos en una bola de fuego imposible de controlar. Un camionero, testigo del suceso, relató a este diario que el fallecido quedó inconsciente antes de que comenzara el intenso fuego. «La colisión con otro de los tráilers provocó que explotara la batería y comenzó el incendio», explicó.

El martes otro transportista, de 30 años, perdía la vida al colisionar la furgoneta que conducía contra un tráiler en la N-225, en la Vall d’Uixó.

El relato de los últimos accidentes es el siguiente: 

Lunes, 4 de junio. Sobre las 10.40, en el kilómetro 11 de la CV-10, a altura de Vila-real se produjo una colisión entre dos camiones. En concreto, se vieron implicados un camión pequeño y otro articulado. El conductor del primero se quedó atrapado, debiendo ser excarcelado por efectivos de la Plana Baixa del Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón. La SAMU trasladó al herido al hospital.

Miércoles, 6 de junio. Alrededor de las 14.30 horas, en la A-23 a la altura de Barracas, en la comarca del Alto Palancia, se produjo el  vuelco de un camión con mercancías peligrosas, cuyo conductor salió ileso. Transportaba 20.000 litros de gasoil y 10.000 de gasolina. La A-23 fue cortada en ambos sentidos por el vertido de combustible en la calzada.

Jueves, 7 de junio. Otro vuelco de un tráiler, en este caso transportaba paquetería, en la AP-7 en el término municipal de la Llosa. El camionero resultó ileso y la Guardia Civil cortó un carril en cada sentido en autopista.

Viernes, 8 de junio. Se sufrieron dos nuevos accidentes con camiones implicados. El primero de ellos sucedió a las 6.30 horas, en el kilómetro 980 de la N-340, sentido Barcelona, en el término de Castellón, cuando el camión, que transportaba productos de alimentación, se salió de la vía y volcó. El conductor resultó herido grave y fue trasladado al Hospital General. El otro accidente ocurrió apenas media hora después, a las 7.05 horas, en este caso en la AP-7,  en Benicarló, cuando otro camión también se salió de la vía y volcó. El conductor ha sufrido heridas leves.

Martes, 12 de junio. Un transportista, de 30 años, perdía la vida al colisionar la furgoneta que conducía contra un tráiler en la N-225, en la Vall d’Uixó. El accidente se produjo en torno a las 11.50 horas.

Miércoles, 13 de junio. En la CV-10, a la altura de Borriol y en sentido Castellón, se registró la última tragedia vial. Un camionero perdió la vida al incendiarse su vehículo. . La carga de pintura y barniz de otro de los tráilers accidentados contribuyó a la aceleración de las llamas y el transportista no pudo salir de la cabina.

 Descansen en paz

Temas relacionados