+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

galenos del hospital general y de centros de salud trabajan más de forma voluntaria

Los médicos alargan su jornada por la gripe ante la falta de refuerzos

La consellera dice que tomará medidas si son necesarias, pero sin concretar. Vinaròs abre varias camas de una planta cerrada al público para atender casos

 

La afluencia de pacientes aún es importante en el Hospital General. - MANOLO NEBOT

X. PRERA
19/01/2018

La epidemia de gripe que vive la provincia de Castellón y los «insuficientes» refuerzos dispuestos por parte de la Conselleria de Sanidad obligan a muchos médicos a alargar sus jornadas de forma voluntaria, con el objetivo de atender a pacientes con virus.

Según denuncian varios sindicatos, ya no es solo que los galenos tienen que atender a más de 40 pacientes al día, sino que están trabajando más horas de las habituales. Esto, según CSIF o Satse, se produce tanto en el Hospital General como en los centros de salud de la capital y del resto de la provincia. «Los profesionales están acabando a las 16.30 e incluso a las 17.00 horas para dar salida a todas las citas diarias», asegura el responsable de Sanidad de CSIF, Vicente Navarro.

Por su parte, fuentes del sindicato Satse también indican que hay médicos que alargan su horario habitual y que, sin llegar al colapso de las navidades --cuando al repunte de la epidemia se juntaron las vacaciones del personal--, «está habiendo un repunte muy importante de trabajo».

CAMAS ‘EXTRA’ EN VINARÒS // El aumento de casos de gripe de la semana pasada también se dejó notar con fuerza en el hospital de Vinaròs. Fuentes del centro reconocieron que el fin de semana hubo que habilitar camas de la tercera planta --cerrada al público-- para hacer frente al incremento de los casos. Las mismas fuentes apuntaron que se trata de una medida contemplada en el plan de contingencia invernal.

Por su parte, el Hospital de la Plana atendió el miércoles a 176 pacientes, cinco más que la media del mes de enero del 2017.

Mientras tanto, la consellera de Sanidad, Carmen Montón, insistió en el mismo discurso de la semana pasada y afirmó que si se precisa ampliar las medidas que ya hay puestas en marcha «se hará», aunque sin concretar.

No obstante, tal y como denuncian desde los sindicatos, la campaña de la gripe finaliza el 31 de enero, con lo que temen que «simplemente deje pasar unos días más y no dé soluciones».