+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

K.O. Apel in memoriam

 

DOMINGO García Marzá
14/07/2017

Hace unas semanas nos dejó, a la edad de 95 años, uno de los más grandes filósofos que ha tenido el siglo XX y lo que llevamos del XXI, Karl-Otto Apel. Estudió filosofía después de haber sido soldado alemán en la segunda guerra mundial y dedicó toda su vida y su obra a combatir la irracionalidad y la barbarie que dio lugar a tanto horror. Una filosofía crítica con una ciencia que nada quiere saber del futuro de la humanidad y con un mercantilismo que olvida que somos personas y no cosas. Una obra que defiende la argumentación, el diálogo y la búsqueda razonada de acuerdos como única forma de alcanzar una voluntad común.

Quienes tuvimos la oportunidad de asistir a sus clases en la Universidad de Fráncfort, sabemos bien de su profundidad, pero también de sus esfuerzos por la aplicación de sus ideas, por hacer posible aquello que es necesario. Esperábamos sus clases como esperábamos ver el sol. Se nos iba el tiempo volando y seguíamos las discusiones en la calle, hasta la misma puerta del metro con el que volvía a su casa. También sabemos bien de su amabilidad y de su modestia. Unas virtudes que le llevaron a aceptar, con satisfacción y orgullo, ser nuestro segundo doctor honoris causa, en 1993. Era, pues un profesor de nuestro claustro. Un gran profesor.

El mejor homenaje es el más sencillo: reconocer su impronta en el carácter y forma de ser de nuestra universidad, en el corazón de miles de estudiantes que seguirán pensando y viviendo sus ideas. En suma, en nuestra fuerte apuesta por el humanismo y la transformación social.

*Catedrático de Ética