+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Más de la mitad de muertos en Castellón son residentes

Residencias de Castellón urgen ingresar en hospitales a todos los infectados en la nueva normalidad

La patronal insiste en que Sanidad no atendió como debía a todos los usuarios

 

La provincia cuenta con ocho residencias bajo control sanitario. - MEDITERRÁNEO

S. RIOS
11/06/2020

Las residencias de mayores reclaman al Consell la necesidad de derivar a los hospitales a todos aquellos residentes que den positivo en coronavirus en la nueva normalidad, es decir, que no sean aislados en los centros y reciban atención sanitaria. Esta es una de las propuestas que la Asociación Empresarial de Residencias y Servicios a Personas Dependientes de la Comunitat Valenciana (Aerte) incluirá en una especie de protocolo que está elaborando destinado a «intentar reducir las muertes por covid-19 en caso de un rebrote».

Por tanto, la patronal del sector no quiere que vuelva a suceder lo pasado semanas atrás, en las que han estado en el punto de mira por la elevada mortalidad en estos centros de mayores. Por ejemplo, en la provincia de Castellón, más de la mitad de los 222 fallecidos durante la pandemia eran residentes. Actualmente, ocho centros siguen bajo control sanitario, aunque solo hay casos activos en siete de ellos.

«Nosotros planteamos que los residentes que den positivo sean trasladados a los hospitales y no se queden en aislamiento por los riesgos que esto supone, porque nosotros somos centros sociosanitarios y es en los hospitales donde mejores cuidados reciben, especialmente, ahora que el sistema no está colapsado, aunque la consellera siempre dijo que nunca lo estuvo, por eso no entendemos que no se hicieran todas las derivaciones», explicó el presidente de Aerte, José María Toro. Asimismo, Toro insistió en las «lagunas» en la atención sanitaria. «Ha habido personas que se quedaron en las residencias sin ser atendidas. Si no te llevas a la gente al hospital acaba muriendo en los centros», recalcó.

Esta situación se produjo, especialmente, el inicio de la pandemia cuando, ante la gravedad de los brotes mortales, la Conselleria de Sanidad decidió controlar los centros con positivos con su propio personal.

Y es que el coronavirus ha vuelto a suscitar el debate sobre el modelo de gestión de estos centros, que dependen de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas. Las declaraciones de la responsable de las residencias a nivel nacional en el Congreso asegurando que se sintieron abandonados a nivel sanitario y toda la polémica suscitada por la negativa de la Comunidad a ingresar en hospitales a residentes está generando un gran revuelo.