+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

CD CASTELLÓN

Álvaro Campos, duda hasta última hora para el partido contra el Logroñés

El portero valenciano del Castellón arrastra molestias en el isquiotibial izquierdo de una vieja lesión

 

Campos, en el encuentro contra la Ponferradina. - LaLiga

Yolanda Peris / Castellón
23/09/2020

La felicidad y la satisfacción de jugar en Segunda División con el CD Castellón le ha durado poco a Álvaro Campos. El portero valenciano caía lesionado en el minuto 65 de la jornada inaugural de LaLiga Smartbank 2020/21 en El Toralín contra la Ponferradina y daba entrada en el terreno de juego a su compañero, Óscar Whalley, para afrontar los minutos restantes. Poco se habló de lo que le había pasado al meta del conjunto albinegro y cuál era su diagnóstico médico, por lo que parecía que no era ninguna dolencia importante.

Sin embargo, su ausencia de nuevo en el encuentro del pasado sábado contra el Málaga en el Estadio Municipal de Castalia hizo saltar las alarmas. Al parecer, Álvaro Campos no sufre ninguna lesión de gravedad pero sí presenta unas molestias en el isquiotibial izquierdo que le impiden entrenar y jugar con normalidad.

Esta dolencia no se la produjo en el encuentro contra la Ponferradina sino que, según los exámenes médicos a los que ha sido sometido últimamente y por las sensaciones que presenta, esta viene derivada de una lesión que se produjo temporadas atrás y por la que ahora estaría renqueante.

Por el momento, el portero valenciano del Castellón se ejercita al margen de sus compañeros y será duda hasta última hora de cara al partido que este sábado enfrentará al conjunto de la capital de la Plana con el Logroñés en Las Gaunas (18.15 horas).

La evolución que presente en los próximos días será determinante para confirmar si regresa a la titularidad en esta tercera jornada o si, de lo contrario, será Óscar Whalley el que vuelva a defender la meta albinegra en el choque contra el conjunto riojano como ya hiciera el pasado sábado contra el Málaga.

Su actuación no fue excesivamente brillante porque el conjunto malagueño tampoco tuvo demasiadas oportunidades de gol durante el encuentro, si bien en la jugada del tanto visitante, el aragonés sí se vio totalmente sorprendido al igual que el resto de jugadores y aficionados que estaban siguiendo el encuentro por la televisión ya que el golpeo de Ramón Enríquez en el minuto 18 fue más un centro que se desvió y entró en la portería por la escuadra más alejada de Óscar Whalley que no un disparo como tal.
El exportero del OFI Creta griego poco más pudo hacer en esa jugada aunque también se le notó algo dudoso en otras acciones. Tiempo por delante tiene para seguir trabajando y ganar seguridad en la portería del Castellón.