+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

FÚTBOL SALA

El Barça jugará la final de la Liga contra el Movistar Inter tras ganar al Pozo en los penaltis

El equipo azulgrana aprovechó el resbalón de Andresito en el lanzamiento decisivo y se cuela en la próxima edición de la UEFA Futsal Cup

 

Los jugadores del Barça celebran su triunfo en los penaltis en Murcia. - EFE

EL PERIÓDICO
03/06/2017

Un resbalón de Andresito abrió la puerta de la final de la Liga de fútbol sala al Barcelona. Estaba el partido decidiéndose desde el punto de penalti cuando el jugador de El Pozo Murcia, que iba a lanzar el segundo, golpeó la pelota. Pero justo antes se resbaló Andresitoy la pelota, burlona y caprichosa ella, se marchó rozando el poste derecho azulgrana. Ahí ganó el equipo azulgrana su pasaporte a la final, donde le espera el Movistar Inter, además de obtener el billete para la próxima edición de la UEFA Futsal Cup.

No fue un partido plácido para nadie. Ni mucho menos, pese a un inicio calmado donde ningún equipo quería tomar demasiados riesgos. Habían pasado 10 minutos de partido y ni rastro de los porteros. Hubo, eso sí, una jugada que alteró ese calmado paisaje en Murcia.


EN INFERIORIDAD NUMÉRICA

Juanjo tocó el balón con la mano fuera del área y fue expulsado en una jugada que forzó el activo Andresito, obligando así a Paco Sedano a colocarse bajo los palos del Barça. Pero el doble penalti lanzado por Raúl Campos fue repelido por el meta azulgrana con su pie derecho, sin saber sacar ventaja el Pozo Murcia de la superioridad númerica. Fue entonces el momento Sedano, sosteniendo con sus paradas a los azulgranas.

Pero el Barça, que se había adelantado en el marcador con el gol de Ferrao, vio como en apenas un solo minuto todo se le complicaba. Los goles de Fernan (m. 21) y de Miguelín (m. 22) colocaban a los azulgranas al borde del abismo.El del empate fue una verdadera maravilla porque desde su propia pista Fernan, con un envenenado disparo, superó a Paco Sedano por arriba, a pesar de la altura de éste (mide 1.90).

Estaba arrinconando El Pozo al Barça cuando el gran gol de Diego permitió el empate final que acabaría llevando a la prórroga. Luego, otra gran parada de Paco Sedano ante Miguelín y el travesaño que repelió el disparo de Raúl Campos provocaron que se llegara al tiempo extra.

Fue cuando el Barcelona tuvo más ocasiones (tiro de Joao Batista al poste y otro disparo de Ferrao al larguero), pero no pudo ganar el partido. Se decidió todo en los penaltis. Se decidió, en realidad , cuando Andresito iba confiado a golpear la pelota, sin saber que instantes después se resbalaría. Quien no se resbaló fue Ferrao. Tres penaltis tiró el Barça; tres marcó.

El Pozo Murcia, que ya perdió la final de la Copa de España en los penaltis, recibió el mismo castigo en la Liga, mientras el Barcelona desparramaba su euforia por la pista rival.