+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

BARCELONA

Benedito: "El señor Vives miente, solo quiere desprestigiarme y hacerme pasar por moroso"

El excandidato a la presidencia azulgrana insta al portavoz del Barça a que rectifique y si no emprenderá acciones legales contra él.

 

Benedito, en la presentación del anuncio del voto de censura. - MARC CASANOVAS

MARCOS LÓPEZ
21/06/2017

“Nadie del club me ha llamado en estos dos años para decirme que tenía una factura de 9.000 euros con el club. El señor Vives miente. Y sabe que miente. Solo quiere desprestigiarme y hacerme pasar por un moroso”. Agustí Benedito, el excandidato a la presidencia del Barcelona en el 2010 y 2015, ha criticado con dureza a Josep Vives, el portavoz del club, quien reveló que tenía esa deuda con la entidad azulgrana desde hace dos años. “Es de locos, es patético, es ridículo”, ha dicho Benedito, quien le ha enviado “un burofax” al portavoz para que rectifique “en tres días”. Si no es así, el excandidato anuncia que “emprenderá acciones legales” contra Vives.

“Estoy seguro de que sin voto de censura no habría factura ni nada. Me sorprendió muchísimo lo que dijo el señor Vives. Y todo lo que dice es mentira”, ha recalcado Benedito, asegurando que en caso de que no se retracte de esas palabras tomará las medidas necesarias “para defender mi honor”.

"ESTOY TAN ALUCINADO"

Luego, el excandidato ha precisado que “Vives tiene un sueldo que le paga el Barcelona, no el señor Bartomeu ni la junta directiva”, por lo que le insta a desdecirse en el plazo de 72 horas. “Estoy tan alucinado con lo de Vives el lunes, tan alucinado. Bartomeu pagó cinco millones y medio de euros por salvarse, me parece alucinante”.

Tras esas críticas a Vives, Benedito ha recordado que “cuando vea la factura, y si es correcta, pues la pagaré inmediatamente, pero nadie del club me ha llamado en estos dos años”. Además, ha insistido en que no le correspondía al portavoz del club (“un empleado”) atacar a un socio. “Es tan burda la iniciativa, tan burda, suena antigua, a épocas pretéritas del Barcelona"