+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

INVESTIGACIÓN

Secuestra y viola en Bullas durante días a una joven a la que conoció por Internet

El sujeto, de unos 30 años, ya ha sido detenido y un Juzgado de Mula le investiga por un delito de agresión sexual. Un pariente del sospechoso llegó a la vivienda, una casa de campo de Bullas, y liberó a la víctima, una chica de 18 años

 

Exterior de los Juzgados de Mula. - EL PERIÓDICO

ANA LUCAS / LA OPINIÓN DE MURCIA
24/01/2020

Pasó primero en Llano del Beal, luego en Mazarrón y ahora ha pasado en Bullas. Los tres casos son prácticamente idénticos: un sujeto retiene en una vivienda a una mujer, la golpea y la viola, hasta que ella logra zafarse y salir de su cautiverio, para denunciar, según informa 'La Opinión de Murcia'.

El último caso ha tenido lugar en un paraje de la citada localidad de la Comarca del Río Mula. Un individuo de alrededor de los 30 años de edad ha sido detenido y llevado ante el juez por, presuntamente, secuestrar en su casa a una joven y agredirla sexualmente, informan fuentes cercanas al caso. La víctima pudo escapar cuando un familiar del sospechoso llegó al domicilio y ella le pidió ayuda.

DE FORMA VIOLENTA

Víctima y presunto agresor se habían conocido hacía un tiempo por Internet, y quedado para verse en persona. Una vez en la vivienda, una casa de campo apartada, el individuo comenzó a comportarse de forma violenta y presuntamente procedió a secuestrar a la joven, de 18 años. La tuvo retenida contra su voluntad durante más de una semana, durante la cual la atacó sexualmente, según denunciaría luego ella.

En ese tiempo, la familia de la joven acudió a la Comisaría de la Policía Nacional de Cartagena a poner una denuncia por desaparición, la cual estaba ya investigando este Cuerpo. Lo que no se imaginaba nadie es que la chica estuviese retenida contra su voluntad en una casa de Bullas.

La joven vio su salvación cuando acudió a la vivienda un pariente de su captor. La sacó del lugar y procedió a llevarla a la ciudad de Cartagena, que es donde ella reside. Una vez allí, ya libre, la chica fue a denunciar lo que le había pasado, apuntan fuentes policiales.

ARRESTO

Fue la Policía Judicial de la Guardia Civil de Cartagena el equipo que se hizo cargo del caso, y desde la ciudad portuaria los investigadores se desplazaron a Bullas, donde tuvo lugar el ataque, para buscar y proceder al arresto del sujeto, un hombre de nacionalidad española.

Fuentes próximas a la investigación apuntaron que el individuo podría tener problemas mentales. En su declaración, admitió haber estado con la joven, aunque aseguró que las relaciones habían sido consentidas por parte de ambos. El hombre durmió en los calabozos y en la mañana de ayer fue puesto a disposición judicial.

El Juzgado de Instrucción Nº 1 de Mula decretaba la libertad con cargos para este hombre, que continúa investigado por un delito de agresión sexual, informan fuentes del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Murcia.

ORDEN DE ALEJAMIENTO

Asimismo, el Juzgado ha establecido como medida cautelar una orden de alejamiento: el sujeto no podrá aproximarse a su víctima ni comunicarse con ella por medio alguno, apuntan las mismas fuentes.

El protocolo, además, marca que la víctima sea sometida a un reconocimiento por parte de un médico forense en un hospital. Ese informe, que determinará si ha existido una agresión sexual y si la joven presenta lesiones, será clave a la hora de abordar la investigación, puesto que las versiones de la joven y del sospechoso son contradictorias.

La investigación judicial continúa en marcha, a la espera de que preste declaración la víctima y de escuchar también, en calidad de testigo, al hombre que la sacó de la vivienda.