+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

LLEVABA DOS DÍAS DESAPARECIDO Y LA FAMILIA HABÍA PUESTO DENUNCIA EN EL CUARTEL

Emerge en Xilxes el cádaver de un bañista desaparecido en Burriana

Tenía las sandalias en las manos, como si hubiera tratado de nadar contra corriente. El fallecido es de nacionalidad rumana y llevaba muchos años viviendo aquí

 

El cadáver fue depositado en la orilla a la espera de la comitiva judicial. - JUAN ANTONIO LUQUE

Policía Local, Guardia Civil, socorristas y bañistas, junto al cadáver. - JUAN ANTONIO LUQUE

YOLANDA TENA SOLA-VERA
03/09/2017

Sorprendente aparición la que se vivió ayer en la playa de Xilxes. Un grupo de bañistas que estaba dentro del agua apreció cómo, de repente, emergía de las profundidades, tras ser arrastrado por la corriente, el cadáver de un hombre, vecino de Burriana, que, según ha podido saber Mediterráneo, llevaba dos días desaparecido. Al parecer, sus familiares ya habían interpuesto una denuncia en el cuartel de dicha localidad hasta que ayer recibieron la desgraciada noticia.

El cuerpo sin vida pertenece a un ciudadano de origen rumano, de nombre Ioan, que llevaba muchos años viviendo en Burriana, confirmaron fuentes del caso.

SUSTO EN EL AGUA // Los hechos sucedieron poco antes de las cuatro de la tarde. En el agua había numerosas personas disfrutando de un espléndido día de sol. En un momento dado, narraba un testigo del suceso a Mediterráneo, el cadáver emergió de golpe; «Nos hemos dado un gran susto; mi hijo Christian ha avisado corriendo a los socorristas y les ha ayudado, junto con otra chica que se llama María, a sacarlo del agua».

El cadáver estaba muy hinchado, signo de que llevaba varios días en el mar. Según los testigos parecía un hombre de «unos 60 años», un extremo que confirmó anoche la Guardia Civil. El fallecido tenía puesto un bañador de rayas de colores y, además, portaba en sus manos las chanclas, por lo que, según fuentes conocedoras de los hechos, este vecino de Burriana podría haber intentado nadar contra corriente, usándolas para hacer fuerza, con el objetivo de alcanzar la costa. Desgraciadamente, nunca llegó.

El suceso causó una gran expectación en la playa de Xilxes donde turistas y veraneantes se acercaban a la zona para saber qué era lo que había ocurrido. Una toalla de color verde tapaba el cadáver, custodiado por la Policía Local, hasta que llegó la Policía Judicial de la Guardia Civil, que se hizo cargo del caso.

Enseguida se dilucidó la identidad del fallecido, ya que la descripción coincidía con el hombre desaparecido en Burriana. También se contrastó por si se trataba de otra persona, ya que buscan a otro bañista de Sagunto.

AUTOPSIA // Tras el levantamiento del cadáver, los operarios de la funeraria recogieron con una funda impermeable el cuerpo y lo trasladaron en un furgón hasta el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses en el Hospital Provincial de Castellón, donde le fue practicada la autopsia.

Esta es la novena víctima mortal en nuestras playas en lo que llevamos de verano. En junio murió un hombre de 83 años; en julio fallecieron cuatro personas, uno de ellos un menor de 15 años; y en agosto perdieron la vida en aguas de Castellón tres personas, más el localizado ayer.

Temas relacionados