Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Samuel Falomir

AL CONTRATAQUE

Samuel Falomir

Ante el odio, más orgullo

Enero de 2022: «Denuncian una agresión homófoba a un joven de 23 años por parte de seis hombres en Jerez». Al grito de «maricón de mierda» ocasionaron a la víctima contusiones múltiples.

Febrero de 2022: «Al menos una docena de estudiantes expulsados por agredir a un profesor en un instituto de Bétera». Miquel Álvarez sufrió un ataque homófobo con insultos, lo intimidaron mientras le decían «maricón».

Marzo de 2022: «Tres detenidos por la agresión tránsfoba a una mujer trans en l’Hospialet de Llobregat». La víctima sufrió una agresión física por un grupo de cinco personas mientras le proliferaban insultos tránsfobos.

Abril de 2022: «Agresión homófoba en una discoteca de València: ‘Maricón de mierda, la gente como tú se tiene que morir’». Ángel Márquez fue víctima de agresiones verbales y físicas.

Mayo de 2022: «Denuncian una nueva agresión homófoba en la localidad vizcaína de Amorebieta-Etxano». Se trata de una agresión física de un hombre a otro que empezó con insultos homófobos.

Junio de 2022: «Buscan a tres hombres por una agresión homófoba en la Vall d’Uixó». Increparon a la víctima por su condición sexual. No conformes con los insultos, el grupo recurrió a la violencia y a las amenazas «sabemos dónde trabajas, te esperaremos y te mataremos».

Esto está pasando, sigue pasando... Las agresiones por LGTBIfobia siguen a la orden del día. Cada nada vemos una noticia sobre una pareja del mismo género que ha sido agredida por besarse en público, cada nada sabemos de una persona homosexual a la que se le ha increpado al grito de «maricón», normalmente con el acompañamiento «de mierda»...

Hay quien todavía se pregunta por qué existe el Día del Orgullo LGTBI... Es evidente que queda un larguísimo camino por recorrer, pues los delitos de odio relacionados con la orientación y la identidad sexual van en aumento.

Es realmente preocupante los múltiples casos documentados internacionalmente que ponen de manifiesto, aún hoy, la criminalización en algunos países de la homosexualidad y transexualidad, privación de derechos y discriminación legal, así como la impunidad de estos crímenes.

A pesar de todos los avances, incluso en los países donde existen leyes de protección, muchas personas del colectivo siguen sufriendo agresiones y son víctimas de discriminación.

Sociedades más tolerantes

El 28J nos recuerda la importancia de seguir construyendo sociedades más tolerantes que convivan en diversidad y promuevan el cumplimiento de los derechos vulnerados de las personas LGTBI. Esta es una jornada para seguir movilizándose por una sociedad diversa y respetuosa con las diversidades de género, capaz de erradicar el odio y las discriminaciones; para seguir profundizando en la democracia y sus derechos.

Nos sentimos orgullosos, sí, de quienes somos, de cómo sentimos... estamos orgullosos de ser gays, lesbianas, bisexuales, transexuales… pero condenamos la falta de libertad y derechos por serlo. Hay quien solo ve carrozas, pero en el Orgullo, además de celebrar, se reivindica. Sobre todo, se reivindica.

Debemos trabajar por un mundo de absoluta tolerancia, libertad e igualdad. Desde las Instituciones debemos asegurar la igualdad efectiva de todas las personas LGTBI y sus familias, como elemento esencial de una buena convivencia para el progreso y el desarrollo social. Es nuestra obligación frenar los discursos del odio que desde hace algún tiempo se vienen escuchado.

Los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos sin distinción alguna. Los derechos LGTBI son y serán siempre derechos humanos.

Vive y deja vivir, ¿de verdad es tan difícil?

Alcalde de l’Alcora y secretario general del PSPV-PSOE en la provincia de Castellón

Compartir el artículo

stats